Compartir

 

Cuando la oscuridad se cierne ante nuestros ojos y el negro parece no dejar espacio para que los colores se expandan, resulta terapéutico girar la cabeza y volverse hacia “Donde nace la luz”. El poeta Aldo Méndez, acompañado por un nutrido elenco de músicos, se han puesto en pie contra lo oscuro para encarnar esa eterna acción luminosa que es la creación. Juntos han grabado un disco destinado a recaudar fondos para FISENSI, una asociación dedicada al cuidado de personas con discapacidad.

Para conocer más sobre este proyecto, hemos estado charlando con Carlos Cano y Hernán Milla, las cabezas que han capitaneado el trabajo musical de este disco que todavía necesita un último empujón para materializarse. El proceso de creación parte de Aldo, que dejó en manos de Carlos y Hernán las letras para que construyeran con ellos el acompañamiento, “hemos seguido la tradición clásica del lied, un compositor se junta con un poeta y juntos crean una nueva creación artística”.

Después de que estos músicos jugarán con las palabras para componer los temas que integran el disco, iniciaron una bola de colaboraciones que concluyó en un estudio de grabación madrileño por el que pasaron hasta 30 músicos distintos, “aunque el núcleo duro son profesores del conservatorio de Ciudad Real, también hemos reclutado a gente de confianza que nos ha echado una mano desinteresada”, nos ha explicado Carlos.

El resultado de esta conjunción -que tuve la ocasión de apreciar durante nuestro encuentro- es una grabación en la que la calidad y la sensibilidad están presentes a partes iguales. Un trabajo variado y experimental en el que se puede encontrar música campesina cubana, hasta música barroca con instrumentos y afinación antiguos.

La nana es el leimotiv principal de los temas, aunque como nos explicaron los compositores, “si haces un disco con 14 nanas, al final te duermes”. Por eso, más que un estilo formal, lo que se desprende de las canciones es ese sentimiento arrullador de la nana que no impide que en “Donde nace la luz” tengan cabida los ritmos y los modos más diversos, “es una especie de abrazo sonoro, unas canciones invitan a dormir, otras a jugar, otras a celebrar, otras a ensoñar…” ha matizado Hernán.

Para conseguir los fondos necesarios para cubrir los gastos de grabación y edición del disco, así como para la organización de los conciertos de presentación, estos compositores solidarios han integrado el proyecto dentro de la plataforma Lánzanos, en la que cualquiera puede colaborar desde 5 euros y obtener todo tipo de recompensas artísticas: desde la invitación al estreno, hasta la descargada del propio disco.

Vivimos en tiempos en los que arte y solidaridad son dos necesidades básicas y como nos decía Hernán, “en este clima de impotencia o te inventas cosas y fantaseas con algo o estás perdido”. Así que ya sabéis, si estáis interesados en colaborar con esta iniciativa podéis hacerlo en el siguiente enlace: http://www.lanzanos.com/proyectos/donde-nace-la-luz/

 

Deja un comentario