Compartir

 

El Ayuntamiento de Ciudad Real ha suspendido el servicio de préstamo de bicicletas, que desde 2007 llevaba en funcionamiento con el compromiso de mantenerlo durante un plazo de 5 años, transcurridos los cuales, y tras hacer balance y valorar otras iniciativas, han decidido su retirada.

Según la concejala de Sostenibilidad, Rosario Roncero, durante este tiempo, se ha producido una reducción significativa tanto del número de altas (206 en el año 2007 a 59 en el 2012), como en el número de usos, que se han reducido en un 45%, lo que supone una media de 1.5 usos diarios.

Así mismo, y valorándose tanto los costes de la plataforma de comunicación como el mantenimiento del sistema en relación con el número de usuarios, se ha concluido que el mantenimiento del sistema no es sostenible.

No obstante, Roncero, valora como positiva esta experiencia, pues, según la edil, con el sistema de préstamo de bicicletas, desde el Ayuntamiento se empezaron a sentar las bases para modificar los sistemas de movilidad tradicionales en Ciudad Real, y en todo este tiempo se ha estado trabajando para potenciar el uso de la bicicleta como una alternativa a la movilidad urbana más rápida, económica y, saludable.

A este respecto, la concejala de Sostenibilidad, se muestra satisfecha porque esos esfuerzos están empezando ya a dar fruto, y de hecho, según Roncero, los estudios realizados para la elaboración del Plan de Movilidad, constatan un incremento del uso de la bicicleta propia, así como la proliferación de asociaciones ciclistas como APEDAL o Ciudad Real en Bici. La edil ha subrayado la intención del equipo de gobierno de incrementar el número de aparcabicicletas y la realización de actividades de promoción del uso de la bicicleta junto con asociaciones ciclistas ciudadrealeñas.

 

Más carril-bici

Por su parte, el portavoz del equipo de Gobierno local, Pedro Martín, ha anunciado esta mañana la aprobación por parte de la Junta Local de dos proyectos para incrementar el carril-bici en la ciudad. Por un lado se conectará el parque de Gasset y la biblioteca pública con la Vía Verde y por otro lado se unirá ésta última con el hospital. El Ayuntamiento destinará cerca de 100.000 euros para estos dos proyectos que buscan conectar el centro, donde ya está habilitado el uso de bicicletas después de la reducción a 30 kilómetros por hora, con las zonas periféricas, “la idea es dar un uso urbano a la bici y que la gente la utilice para ir a trabajar”.

Pedro Martín también ha comentando que parte de las bicicletas del servicio de alquiler se donarán a ONG´s, mientras que el resto quedarán para el uso de los trabajadores del Ayuntamiento.

1 Comentario

Deja un comentario