Compartir

[box title=”Nicolás del Hierro- Poeta” color=”#49728f”]Nicolas del Hierro es uno de esos hombres que rezuma poesía por los ojos, no hace falta que uno le pregunte por su oficio. Con una dilata carrera literaria a sus espaldas, Del Hierro presentó ayer su último libro Premonición de la esperanza en el salón de actos de la Biblioteca Pública de Ciudad Real. Una presentación con tintes solidarios, en la que todos los fondos recaudados con la venta de los ejemplares se destinaron a AFANION, una organización sin ánimo de lucro que presta ayuda a niños con cáncer.[/box] 

¿Cómo se puede sentir una Premonición de la esperanza en estos tiempos en que todo parece impregnado de desesperanza?
presentacion nicolas del hierro La verdad es que yo escribiendo, incluso viviendo, soy más pesimista que optimista, pero este título lo eligieron quien lo ha publicado en México. Yo le mandé los tres libros que se incluyen en este volumen, y uno de ellos acaba con “premonición de la esperanza” y a él le pareció un buen título, yo no he intervenido.

Pero ¿Responde al espíritu del libro?
Sí que responde, porque a pesar de no ser optimista, en la última parte de cada uno de mis libros, me parece que son 26 ya, tienen uno o dos poemas que van hacia la esperanza. Describo la tristeza, pero pienso que al final del túnel -aunque sea una frase muy manida y muy mala ahora- está la luz.

¿Puede ser la poesía un apoyo necesario para encontrar esa luz?
Creo que sí, porque además si la poesía no persiguiera eso no habría poetas. Los poetas no perciben nunca, porque no lo van a percibir nunca, lo económico. Nunca va a tener recompensa económica el poeta, su única recompensa es la espiritual y en el espíritu está esa esperanza que ojalá se haga realidad cuanto antes.

Volviendo al libro, ¿Qué podemos encontrar en Premonición de la esperanza?
premonicion esperanzaSon tres libros distintos. El primero es un libro con temática amorosa. Cubre una buena y larga etapa de mi vida desde aquella adolescencia hasta los momentos más actuales, pero se vivifica esa temática del amor y ese amor, siempre da esperanza.
El segundo libro es existencial o social, aunque la poesía social tiene muy mal aspecto y tuvo muy mal criterio cuando se hizo panfletaria, pero creo que la poesía existencial siempre tiene que estar porque está nuestra existencia.
El tercero es el más intimo y personal. Cuenta los sentimientos, las tristezas y penas que yo sentí el día que me dio una angina de pecho y tuvieron que intervenirme y lo que hallé en los hospitales que fue positivo. Creo que puede ser una buena guía, ahora que se habla mucho de cómo superar las enfermedades, y hallar un camino hacia un sentimiento que nos haga más cercanos a la ciencia.

Dentro de esta poesía social, se ha convertido ya casi en un eslogan aquel verso de Celaya “la poesía es un arma cargada de futuro”… ¿Sigue habiendo futuro en la poesía?
Es posible que la poesía deje de ser arma de futuro, pero siempre será un utensilio de futuro. Porque si no sueñas, qué haces en la vida -que conste que te esta hablando un pesimista-. Para mí Gabriel Celaya fue un gran amigo, igual que Amparitxu su última mujer. Y yo ahora, hace un par de años le empecé a decir a los amigos que no escribía más, sin embargo, en poco más de un mes he escrito la decepción político social que vive el pueblo español. Y cuando uno habla de esto, no puede dejar de leer a Gabriel Celaya y a Blas de Otero porque creo que son los que mejor lo han descrito.

Deja un comentario