Compartir

“Vencidxs somos nosotros lo primero y lo segundo 100 personas que vivieron la Segunda Républica, lucharon por ella y perdieron”. Así explicaba Aitor Fernández, director del documental, un proyecto que ha buscado poner rostro y voz a cien historias de represaliados en toda España.  Un documental que ayer se visionó en Ciudad Real dentro del as II Jornadas de Memoria Histórica y que tienen un pequeño enfoque local con la historia de Román Murín “que tuvo que asistir y hacer más de 50 fusilamientos en Ciudad Real” y u motivo por el que la Asociación de Memoria Histórica provincial ha apostado por el proyecto.

Esas cien historias se resumen en hora y media, tras varios montajes. “Me quedo con haber conocido mi historia, la historia que nunca nos han contado los profesores, sí mi abuelo”, explica Fernández, quien recuerda que el documental concluye consejos “para seguir luchando” en estos momentos actuales.

Fernández es un documental que surge de muchos apoyos pero no sólo del crowdfunding ya que hay cientos de horas de trabajo. El visionado en Ciudad Real es el tercero tras haberse visto en Barcelona y en Madrid, aunque cualquier municipio puede solicitar su visionado mediante la organización Date Cuenta.

“En el documental hay muchos rostros que apuntan a lo que pasó en este país, gente que no se le deja hablar en sede judicial y tiene esa importancia al dejar testimonios filmados de gente que dice que dice la verdad y puede suponer una prueba jurídica”, explicaba por su parte José Antonio Millán, uno de los integrantes de la Asociación de Memoria histórica.

Millán explicaba que estas jornadas se han hecho en solitario, uniendo apoyos de diversas organizaciones para su celebración, y que, por eso, no han contado con un gran festival o varios días de charlas. Por eso, al visionado del documental se sumó un concierto nocturno el festival Rock in Memoria con la participación de Muscaria y Alejandro Cerro.

“Hemos finalizado una de las cosas que presentamos en las primeras jornadas y queremos seguir por medio del rock, del festival” como recordatorio de que hay una memoria viva que investigar, indicaba Millán.

Deja un comentario