Compartir

Por Ramón R.R.

memoria historica emotivaUn paquete de tabaco en el que todavía quedan un par de cigarros, una caja de cerillas, un pequeño lapicero, un librillo de papel, el envoltorio de un caramelo… Como si estuvieran cubiertos por un manto mágico que los protege del tiempo, todos estos objetos han permanecido entre los nudos de un pañuelo blanco que aun conserva las manchas de sangre. Mil veces anudado y desanudado, este pañuelo yacía oculto en uno los muchos cajones donde, todavía por descubrir, habita parte de la trágica historia que tuvo lugar en la Ciudad Real de los años cuarenta.

Además de sus últimas pertenencias, en este pañuelo también se guarda la memoria de uno de los fusilados en Puertollano durante la posguerra. Un familiar rebuscó en sus bolsillos antes de que su cuerpo arrojado a la fosa común, impidiendo con su acción el olvido de las siguientes generaciones de su familia. Transcurridos más de 70 años, este pañuelo se ha vuelto a desanudar. Aunque en esta ocasión, el empeño de historiadores y antropólogos ha conseguido que su visión salga de los muros familiares y pase a formar parte de nuestra historia colectiva.

Esta pretensión de desempolvar los cajones de la provincia para sacar a la luz la verdad de estos años oscuros, es la que ha motivado la investigación ‘‘Todos los nombres de la represión fascista de posguerra en Ciudad Real’. Un proyecto del que ayer por la tarde, en la Residencia Santo Tomás de Villanueva, pudimos conocer su lado más emotivo, de la mano de su coordinador Julián López y del antropólogo y cineasta Jorge Moreno.

En esta ocasión, han querido poner el foco de su investigación en “aquellas pequeñas cosas” que, como en la canción de Serrat, son capaces de hacernos revivir el pasado, aunque en esta ocasión sea de “un tiempo de espinas”Las familias de estos trágicos protagonistas han sido capaces de conservar en los “altares de la memoria”, todas las fotografías, cartas y objetos personales. Ahora, al salir a la luz, propician una “memoria emotiva” que dota a la historia de una fuerza y viveza que los datos y los libros no son capaces de generar. 

En la conferencia han presentado algunos de los restos encontrados en estos altares durante tres años de trabajo de campo. Unos objetos cargados de historia que salen ahora de los muros familiares, provocando un fuerte impacto en los receptores que “aunque en un primer momento es emotivo, al mismo tiempo está teniendo una fuerza política”.

“Son fotos que se sacan, se besan, se manosean durante muchos años, se cosen porque están rotas… tienen muchísima fuerza y eso ha hecho que a pesar de más de 40 años de intentos de enterrarlas, se hayan conservado y en cuanto se ha hecho un resquicio de luz hayan salido como un torrente“, explicaba Julián López.

 

El doble de víctimas documentadas

A la espera de publicar de forma definitiva su trabajo, la principal conclusión que han podido constatar es que hubo cerca de 4.000 personas asesinadas durante la represión de posguerra en la provincia, el doble de lo estimado hasta el momento por los historiadores. Unas cifras que han desenterrado después de tres años realizando un intenso análisis de archivos locales, provinciales y nacionales.

El coordinador del proyecto lo tiene claro, el olvido social de lo acontecido durante los años de la posguerra ha sido fruto de los intentos programados de los vencidos para anular la memoria, no solamente eliminando a los opositores, sino disgregando las familias, condenándolas a la marginación y en muchos casos al exilio.

Un diagnóstico que comparte el joven antropólogo Jorge Moreno, que con la cámara como principal herramienta, también ha sido partícipe de esta investigación. “Cuando empecé a investigar todo esto, me cuestionaba a mí mismo si lo que hacía estaba bien. Hasta ese punto la represión influye en nuestros días. La represión fascista lo hizo muy bien”.

Moreno, autor de documentales como ‘Vuelo a Shangri-la’ o ‘La cuchara’, ha presentado esta tarde parte uno de sus último trabajo, todavía inconcluso, ‘La importancia de llamarse Avelino García’. Una historia en la que el nieto de un fusilado lucha por desenterrar la historia de su abuelo.

 

Deja un comentario