Compartir

En esta ocasión, propongo un viaje a París de la mano de una novela muy completa, que combina el thriller político con un ágil ritmo cinematográfico y que tiene la virtud de atrapar a diferentes tipos de lectores. La fragilidad del neón es la segunda novela de Juan Laborda, historiador madrileño y un gran conocedor del séptimo arte. Publicada recientemente de la mano de la editorial catalana Alrevés, la historia nos traslada a la capital francesa en el año 1961. En plena contienda con Argelia por la independencia de ese país, La fragilidad del neón habla de las ilusiones que se desmoronan, de las lealtades, las derrotas y el absurdo de las ideologías y de los totalitarismos.

Buscando curarse las heridas de la Guerra Civil española, el republicano Ramón Sandoval se refugia en la ciudad de la luz. Desea un anonimato que la situación social y política no parece dispuesta a darle. Atrás ha dejado una España por la que combatió y unos ideales en los que creía, y su corazón está dividido entre los pensamientos hacia ese país y la angustia de tener a su hermano menor, Manuel, combatiendo en Argelia contra los franceses. La llegada a París de la famosa y seductora Linda Darnell, estrella ya en decadencia del celuloide estadounidense, lo colocará, inevitablemente, en medio de una trama política, pues se verá obligado a ejercer de chófer y protector de la glamurosa actriz. Su seguridad, al parecer, es todo un asunto de política nacional, y a él le encomiendan ser su sombra.

Junto a la Darnell y a Claire, su asistente y mano derecha, Ramón Sandoval recorrerá las calles de una París que, aunque irradia luz desde el Sagrado Corazón al barrio latino, es también una fuente de conflictos y oscuridad.    

[quote style=»1″]El tiempo es el gran disolvente universal, diluye tanto los más empeñados odios como los grandes amores.[/quote]

Es una novela que, además de tener mucho peso cinematográfico, está narrada con la agilidad que tienen las buenas historias del celuloide y que nos hace pensar lo interesante que sería su adaptación a la gran pantalla. Todo amante del cine clásico disfrutará sin duda con las referencias a filmes icónicos y con la propia estructura de la novela. El género histórico, el negro y el bélico se funden en esta novela que es, en esencia, un texto puramente social, ya que nos habla y reflexiona sobre las contradicciones de los hombres.

Buena parte del éxito del libro recae en el perfecto equilibrio entre los cuidados personajes de ficción y los reales, entre los cuales encontramos a la ya mencionada Linda Darnell y a otros de la talla de De Gaulle, André Malraux, Jorge Semprún o Maurice Papon. El retrato que hace de ellos es sólido y bien perfilado, demostrando que el escritor es un gran cronista de esa época y que se maneja a la perfección viajando al pasado, algo que ya demostró en su primera novela breve, La casa de todos, ambientada en la Guerra Civil española.

[quote style=»1″]Los malos recuerdos son como astillas clavadas bajo las uñas (…) finalmente se infectan dentro de nosotros. [/quote]

La fragilidad del neón tiene un título muy acertado, que encierra una gran metáfora de lo que muchos entendemos por vida: instantes de luz, parpadeos que preceden a la oscuridad; ideales que pierden el brillo y se van difuminando con el paso del tiempo. Una novela que merece la pena no perdérsela.

[box title=»La fragilidad del neón» color=»#49728f»]

[column size=»1-2″ last=»0″]

FRAGILIDAD
[/column]

[column size=»1-2″ last=»1″]

Autor: Juan Laborda Barceló

Editorial: Alrevés

Páginas: 238

Precio: 18 euros

[/column]

[/box]

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.