Compartir
CartaDimisionSandalio2014
Escrito de renuncia de Sandalio León. Ciudad Real Cofrade

Los acontecimientos tras la denuncia al presidente de la Asociación de Cofradías, Sandalio León, han llegado hoy a un punto irreversible con la presentación de una carta de dimisión por parte del hasta esta mañana presidente de las hermandades y la remoción de la Presidencia por el Obispado, de la que la Diócesis ha informado en un comunicado de prensa. Ambos comunicados se han producido en la mañana de hoy y suponen que León deja de ser el presidente de las hermandades ciudadrealeñas  volviendo a estar el Gobierno de las cofradías en manos de un comisario nombrado por el vicario general, Miguel Esparza. 

La Tribuna de Ciudad Real publicaba ayer lo ocurrido el sábado con la denuncia por presuntos malos tratos a Sandalio León y la denuncia de este por lesiones a la mujer que le acusaba por unos hechos ocurridos en la madrugada del sábado. Un suceso que conllevaba un juicio para el próximo 7 de agosto y aunque el Obispado había decidido no actuar hasta esa fecha, la renuncia de León ha conllevado que se hayan tomado la decisión de removerlo del puesto.

Junto a Sandalio León también ha sido inhabilitada y quitada del cargo Cristina Almodóvar, vocal de la Comisión Permanente, y también implicada en el suceso del fin de semana. Además el vicepresidente de la asociación de cofradías también ha renunciado a su cargo, informa Ciudad Real Cofrade.

Así por una parte, esta mañana Ciudad Real Cofrade, la web de la junta de hermandades, publicaba un comunicado de Sandalio león en el que renunciaba a la Presidencia. “Estimado y querido Obispo D. Antonio: Aún no siendo culpable de los hechos por los que he sido citado a juicio, considero y así lo he considerado siempre, que el representante de una asociación religiosa no puede verse salpicado por ningún escándalo mediático de esta relevancia, debiendo quedar siempre intacta y sin perjuicio la imagen de la entidad a la que representamos, nuestra Santa Madre iglesia”, indica León en el texto que reproducimos en esta noticia. .

“Para mí, en estos momentos, es mucho más importante la dedicación a mi mujer y mis hijas, quien de manera incondicional han apoyado y apoyan al que le habla, en ellas encontré la fuerza suficiente para llegar y su posible sufrimiento es el motivo de esta carta”. “Por ello, sirva este escrito como renuncia irrevocable al cargo de Presidente que vengo ocupando al frente de la Asociación de Cofradías de Semana Santa de Ciudad Real desde diciembre de 2013”, explica el presidente para agradecer “la confianza que nuestro obispado ha depositado en mí durante este tiempo, en el que siempre he sido oído y atendido”. El escrito, se indica en la web, ha sido presentado a primera hora de la mañana de hoy en la sede del Obispado de Ciudad Real.

“Desde Ciudad Real Cofrade agradecemos a Sandalio León Espinosa el esfuerzo y el trabajo realizados en pro de nuestra Semana Santa, así como al vice-presidente de la asociación, Carlos Lillo Talavera, quien también presentó su dimisión en la tarde de ayer”, se indica en la web.

Por su parte, el Obispado en un comunicado de prensa ha indicado que “las Hermandades y Cofradías, así como las Juntas o asociaciones de las mismas están bajo la vigilancia del Obispo Diocesano y bajo el régimen de su Autoridad (c. 305), dado que han sido por él erigidas y porque la promoción del culto público, fin primordial de las mismas, constituye la razón de su personalidad jurídica pública”, por este motivo, explican corresponde al Obispo “tanto el confirmar en su cargo al presidente de estas asociaciones (c. 317 &1), como el removerlo del mismo con justa causa (c. 318 & 2)”.

Por este motivo tras tener constancia del “incidente público acaecido entre el presidente de la Asociación de Cofradías de Semana Santa de Ciudad Real Sandalio León y Cristina Almodóvar, vocal de la Comisión Permanente de esa Asociación, me siento urgido, en mi misión de pastor de esta Iglesia diocesana, a tomar las decisiones que considero convenientes y en conformidad con el derecho de la Iglesia”. “Por esto, a tenor del c. 318 & 2, una vez oídas ambas partes y en razón de la gravedad de los hechos, determino la remoción de estas dos personas del cargo que tenían en la Asociación de Cofradías de Semana Santa de Ciudad Real, así como del que pudieran tener en las Juntas de sus respectivas hermandades”, indica el Obispo en su comunicado, que considera necesaria “decretar la inhabilitación para que puedan desempeñar cargos directivos hasta que, a juicio de los legítimos pastores de la Iglesia, conste su enmienda evangélica” y “sin prejuzgar ni valorar las consecuencias que pudieran producirse en la jurisdicción civil”.

Una decisión que se toma “teniendo también en cuenta el carácter de ejemplaridad que ha de ser signo para toda persona que sirve a la Iglesia en un cargo público, he de lamentar este incidente que hace daño a la comunidad cristiana en general y a esa persona jurídica más específicamente”.

Tras  estos hechos, el Obispado informa que delega en el Vicario General que “provea en el menor tiempo posible al Gobierno de esta Asociación con con la designación de un comisario, que en mi nombre gobierne temporalmente”. Dicho comisario será el encargado de presidir la Junta Gestora  junto a los integrantes de la Comisión Permanente que sigan en sus puestos.

2 Comentarios

  1. Y eso que son hermanos en cristo, como se comportarán con quienes no lo sean, madre de diossssss, libranos de tanto meapilas.

Deja un comentario