Compartir

IMG_6644Muchas canciones nuevas y un sonido distinto para el estreno, sobre el escenario, del nuevo disco de Supersubmarina ‘Viento de Cara’. La Sala Zahora Magestic fue el lugar para asistir a un inicio de gira que no defraudó, la banda prometía espectáculo, y lo llevó a base de una escenografía de lucas pero que llamó más la atención entre retoques de las antiguas canciones y la fuerza que algunos de los ritmos del nuevo disco tienen sobre el escenario. Un sonido más fuerte, unas distorsiones, distintas, una voz diferente,… eran los comentarios entre el público aunque al final la impresión era la misma de que es Supersubmarina, muralla de guitarras, voces y manos en alto.

Jose Chino lo advirtió cuando empezaban los primeros acordes de ‘Extrema Debilidad’ es la “presentación” de disco y tenían la intención de tocar el disco entero. Así hicieron, con un repertorio en el que repartían canciones del nuevo, coreadas tanto como las antiguas, y canciones de álbumes anteriores que igualmente sonaban a nuevas con esa producción lograda de ‘Viento de Cara’, con algunos temas limpiados de sonido y otros a los que se les ha dado velocidad y fuerza.

IMG_6668Así fueron cayendo Samurai, Algo que sirva como luz o Hasta que Sangren o de Doce a doce y cuarto, en la primera parte intercaladas por Technicolor y Kevin Macallister. A partir de ahí comenzó el tiempo con más fuerza del concierto, empezando por Hermética y terminando por un encadenamiento de canciones de Niebla, donde la comunión con una sala llena fue completa, y que a base de riffs se convirtió en Puta Vida y siguió con Supersubmarina. Temas de los primeros discos que terminaron en una petición a la sala de que agarraran a sus parejas para bailar a rtimo “latino” El Mañana, la canción con la que se cierra el nuevo disco. 

Entre agarres llegó el bis, iniciado por el que se ha convertido en nuevo himno de Supersubmarina, ese ‘Viento de Cara’ coreado como si llevaran años escuchándose cuando solo desde hace poco más de un mes, Algo que sirva como luz culminaba esa presentación del disco en un concierto que Supersubmarina sigue cerrando con su Cientocero

Algo más de hora y media de concierto para redescubrir a Supersubmarina en directo, algo alejada de los riffs que llevaban en la gira de Santacruz para crear un espectáculo en el que se juega más entre el pop limpio y la fuerza de las canciones con un muro de sonido bajo el que sale la nueva luz que el grupo ha dado a sus antiguos temas. 

Deja un comentario