Compartir

waldorf charlaIDespués de unos años cimentando un modelo educativo diferente en Ciudad Real a través de la implantación de la pedagogia Waldorf, padres y madres de la Asociación Madreselva celebraron en la tarde de ayer un encuentro en el Antiguo Casino para dar a conocer su trabajo y presentar las nuevas vías de crecimiento que tienen como horizonte la consolidación del proyecto con la implantación del modelo también en la educación Primaria.

“Hay que dar un salto hacia la homologación, pero no puede ser en el vacío”, explicaba a El CRisol uno de los responsables de la asociación, Pedro Oliver Olmo, selañando que ya han iniciado contactos, a nivel local y regional, para poder aumentar su oferta educativa y que los niños educados con esta pedagogía puedan cursar también la Primaria.

Para conseguir este objetivo, que supondría el primer centro homologado de Waldorf en nuestra región, la asociación ha comenzado por habilitar un nuevo espacio más amplio en La Poblachuela, donde comenzarán a trabajar el próximo curso. Pero sobre todo, se necesita la implicación de los interesados, “hay que animar a la gente que esté interesada a que den el paso y se involucre, porque lo que está en juego no es ni más ni menos que la educación de sus hijos, no estamos planteando una cuestión de legalidad o ilegalidad”.

La segunda vía de trabajo, como explicaba Oliver, pasa por la aceptación de su modelo por parte de las administraciones. En este sentido, el responsable de la asociación resaltaba, antes del acto en el que ha estado presente la concejal de Educación, “es el momento de adecuar el marco normativo para dejar hacer, tienen una oportunidad de oro, el grupo Waldorf no está reclamando recursos ni mucho menos dinero, solo que nos dejen hacer“.

waldorf charlaAunque a nivel nacional ya son varias las comunidades que tienen homologada la educación Primaria con el sistema Waldorf, en nuestra región sería la primera iniciativa de este tipo que, como apuntaba Oliver, están reclamando de forma conjunta los grupos de Albacete y Ciudad Real, aunque también en Toledo y en Cuenca existen ya centros formativos que utilizan esta pedagogía.

Por otro lado, el responsable de Madreselva ha adelantado que, otra de las novedades que pretenden incluir en el próximo curso, es la puesta en marcha de un “aula maternal” para niños de 2 años, “siempre que haya suficientes familias interesadas”.

 

Bondad, belleza y verdad

“Tenemos una concepción del niño como algo más que una persona que va a recibir una instrucción, es alguien que viene al mundo con un montón de posibilidades y dones y la pedagogía Waldorf pretende ayudarle a que los saque y llegue al máximo”, destacaba Oliver, quien resumía este proyecto educativo puesto en marcha hace más de 100 años, con tres palabras que definen los pasos evolutivos del niño: bondad, belleza y verdad.

“En la etapa infantil, el niño piensa que el mundo es bueno y la pedagogía Waldorf le guía para que exprese eso, lo viva y le ayude a ser mejor persona”, comentaba Oliver, remarcando que en estos primeros años educativos no trabajan el nivel intelectivo, sino tan solo el motor y el emocional. A este primer nivel le seguiría la Primaria, momento en el que el niño “es consciente de que el mundo es bello y eso lo tiene que expresar a través de la educación que recibe pero también de la propia creación que él aporta”. Por último, en la Secundaria, es el momento de lidiar con el concepto de verdad, que tendrá que experimentar con los maestros. “Esto se acompasa muy bien con esas ideas supuéstamente nuevas del Constructivimo, en el que se guía al alumno para que su propio aprendizaje sea un descubrimiento y al mismo tiempo una creación”.

Deja un comentario