Compartir

IMG_3563‘Desesperación, esperanza, lucha, estafa, solidaridad, tristeza e injusticia’, estas son las sensaciones bajo las que se asienta el ‘Cuarto Mundo’. Una nueva exposición del Colectivo Alumbre que en esta ocasión refleja la visión más cruda de la crisis desde los ojos del fotoperiodista Olmo Calvo. Un trabajo desarrollado por Calvo que recoge en un juego de imágenes, entre primeros y segundos planos, lo ocurrido en estos siete años largos de crisis, desde el inicio del paro y las primeras críticas a las grandes protestas y la lucha de quienes ya poco tienen que perder. 

La exposición de Cuarto Mundo intenta mostrar una realidad que se vive en el día a día, “con la gente que sufre y que lo pasa mal en el llamado primer mundo”. El fotoperiodista recuerda que se trata de la “gente que no llega a final de mes, que no puede pagar la hipoteca,… toda esa gente que vive en la precariedad absoluta” y que se ha pasado la crisis reivindicando su situación. 

Bajo este punto de vista se desarrolla una muestra que comienza con “las redadas racistas” de Madrid. Era el año 2009 y en España el paro se empezaba a ver como un problema y los primeros culpables eran los inmigrantes. A partir de ahí el 15M y las protestas pacíficas, la radicalización de los conflictos en León, con los mineros, donde la violencia se convierte en un elemento de lucha y después la sociedad civil organizada que se muestra desde los ojos de los integrantes de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca. Después un “apagón social”, el “desánimo” y la esperanza surgida desde el “plano político” con la forma de nuevos partidos. 

IMG_3577En definitiva es un archivo visual de la crisis, similar al que pagó el Gobierno de Estados Unidos enviando a fotógrafos a mostrar lo que ocurría en el medio oeste tras el Crack del 29. “Llevo años trabajando y colaborando”, indica Calvo que señala como aquel Gobierno americano “se preocupó” de contar la crisis económica y que los periodistas y fotógrafos explicaran “un momento histórico”. Esto “es impensable” en España, señala, para recordar que aquí se ha buscado “maquillar” para simular que ya “no estamos en crisis”, que “estamos saliendo” y que lo que ha pasado en estos años y está pasando, pese a la desesperación que muestran las imágenes, “no ha sido para tanto”.

Las fotos de Olmo Calvo están hechas de cerca, junto a las víctimas, dentro de la corrientes de periodismo comprometido. “¿uántas veces te han pedido el DNI?” le preguntamos desde El CRisol ante la tensión que se ve en algunas imágenes. “No me han pedido tanto el DNI por estas fotos”, responde Calvo, que señala que sí tuvo algunas problemas en el primer ciclo de imágenes, el del reportaje llamado ‘Fronteras Invisibles’, cuando la labor era mostrar las redadas de la policía “en situaciones aisladas y en sitios recónditos de Madrid”. Un reportaje para mostrar lo que estaba oculto y que molestaba.

“Con el resto es más o menos ese día a día de cualquier fotógrafo de prensa: algunos empujones”, aunque indica que por contar lo que pasa tiene compañeros en Madrid a los que les piden entre uno y cuatro años de prisión. 

La exposición se podrá ver en Alumbre, ubicado en los jardines del Torreón, en calle Palma, durante las próximas semanas.

Deja un comentario