Compartir


«Tras cuatro años de lucha muy intensa hay que hacer balance y hacer una reflexión». Son las palabras de Ricardo López, un militante de CNT, en este 1 de Mayo, y que al inicio de la manifestación en Ciudad Real reclamaba que la «lucha de la calle» siguiera viva frente a la lucha en «los despachos». Una reflexión de una manifestación distinta a las que se celebran en Castilla-La Mancha y es que el Día del Trabajo en Ciudad Real capital reúne cada año a más de un centenar de personas, hoy 150 según datos de la Delegación del Gobierno, desde la organización de CNT en un reivindicación del trabajo desde el anarquismo. 

‘Ruedas, engranajes y los palos necesarios’ era el lema de esta manifestación bajo el que se reclamaba la necesidad de poner «el palo en la rueda y conseguir que los engranajes dejen de girar al ritmo marcado por el sistema». «Convirtámonos todos en artistas de calle, y en vez de hacer reír, consigamos que la gente reaccione, pierda el miedo, y se sume a la lucha», se reclamaba desde el manifiesto de la CNT.

Así, al ritmo del grito ‘Unión, Acción, Autogestión’ se ha iniciado un recorrido que va desde Las Terreras a la Plaza del Pilar en esa llamada a la unidad de acción en la protesta. «La lucha en la calle es la que promueve un cambio de sistema real», analizaba el militante de CNT, que argumentaba que tras la intensidad de esta protesta se ha pasado a la política pero «ningún burócrata va a resolverse esto».

«Cada uno debe participar del proceso del cambio», analizaba López, que señalaba que este 1 de Mayo, en Ciudad Real, era «integrador» en una protesta iniciada por CNT hace años y en la que hoy se han sumado las Marchas de la Dignidad, el PTD y algunos colectivos sociales como la Coordinadora Antiprivatización de la Sanidad. 

La coordinadora leía un manifiesto en el que recordaba que más allá de profesionales son «ciudadanos preocupados por el desarrollo de los acontecimientos que, a nivel político y social,  nos están dejando reducidos a poco menos que pilas no recargables, esclavoss, mano de obra precaria al servicio de un pequeño porcentaje que continúa engordando a costa de nuestro sudor y nuestra sangre». «Castilla-La Mancha es la segunda comunidad con menos médicos colegiados por cada 100.000 habitantes», recordaba el CAS, que recriminaba que «el empleo, los servicios sociales, los derechos básicos, están siendo diezmados por los intereses del capitalismo imperante».

«De un año a esta parte, y sólo en sanidad, en Castilla-La Mancha hemos sido testigos de la entrega millonaria de recursos a entidades privadas, sanitarias o no, que no nos dan más ni mejor servicio, pero por el que nos hacen pagar más (y nadie nos explica ni nos pregunta si es así como lo queremos, o si no hay otra manera de hacerlo)», afirmaba el CAS, para reclamar «un sistema que aproveche los recursos humanos que entre todas hemos formado, los medios materiales por los que todas hemos pagado y que no se usan al 100% porque no interesa».

Mientras desde el 22M se recordaba hoy la corrupción imperante y el «aumento de parados». «Cada vez trabajamos más para ser más pobres», indicaban en un manifiesto, en el que señalaban que «la brecha social es un abismo». «Obligan a los jóvenes a emigrar, se nos quiere criminalizar para callarnos», denunciaba el 22M, que señalaba que frente a la situación de pobreza que se crea «está la dignidad».

A estos discursos en esta protesta de CNT se suman siempre otros cuatro, realizados durante el recorrido reclamando la situación de la mujer y protestando contra el machismo social, contra la corrupción, las administraciones públicos y llamando a la participación. «Hay que trabajar en las asambleas», recordaban, dentro de ese discurso imperante en este 1 de Mayo que reclamaba que la lucha se realiza desde la calle.

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.