Compartir

Rememorando lo sucedido el 19 de julio de 1195, el cerro de Alarcos ha vuelto a convertirse esta mañana en lugar de batalla donde, alrededor de un centenar de personas han dado vida a la lucha ocurrida entre las tropas de Almanzor y las del rey Alfonso VIII.

A pesar del calor que hacia esta mañana en el lugar, varios centenares de personas han presenciado esta batalla en la que los recreadores, ataviados con las vestimentas típicas del siglo XII, han luchado en campo abierto para recordar lo sucedido en el lugar hace 820 años.

Con este asalto final, en el que culminaba la toma de Alarcos por parte de las tropas musulmanas, se ha cerrado estas jornadas de recreación que comenzaron el pasado viernes.

Deja un comentario