Suso Sudón: “Si publicara con una editorial no podría vivir de la poesía, esa es la gran contradicción”

Compartir

La poesía está de vuelta. No es que nunca llegara a irse, pero como dama esquiva que vive de sus secretos, por momentos se acurruca en su cueva subterránea a la espera de que el tiempo reclame de nuevo su llama, su mezcla de luz y calor. Ahí abajo, en los túneles subterráneos de la cultura urbana, una legión multiforme de jóvenes poetas ha generado la ola de renovación y revitalización del verso que lleva ya tiempo propagándose por los micrófonos abiertos de las ciudades españolas.

suso sudónUno de los integrantes esta prolífica familia es Suso Sudón, un joven poeta salamantino, aunque con sus versos afincados entre el metro y los callejones de Madrid, que compartió ayer sus poemas con los aficionados ciudadreleaños, inaugurando el nuevo ciclo de poesía de la Sala Nice, un espacio más que se suma a este renacer de la cultura poética.

“Es increíble lo que está sucediendo. Ahora mismo la poesía, sobre todo entre los jóvenes, está más valorada incluso que la novela. Es algo que nunca ha pasado en la historia, la poesía siempre ha sido el género denostado. No sé cuál es su futuro, pero creo que tiene mucho presente, y tiene mucho futuro en el presente”.

Esta reflexión hacía Suso después del recital, cuando hablamos sobre este ‘boom’ poético que él está viviendo en primera línea. Como ayer en la Sala Nice, este joven de mirada locuaz y gesto fraterno, lleva los últimos años recorriendo, de micro en micro, nuestro país. “El impulso se ha traducido en las calles, los bares están llenos de poesía, hay ‘slams’ y ‘jams’ en cada ciudad y va la gente. Porque antes también había micros abiertos, pero solo iban cuatro gatos, tres chavales jóvenes y ocho de 60 años… eso eran las tertulias de poesía”.

“Hay gente que dice que esta poesía es de baja calidad. Pero hay que entender que es que es poesía joven, es poesía de espíritu y a veces el espíritu es más importante que la técnica. En estos círculos de ‘slams’ se está creando un amor por la palabra poesía que, quién cojones es nadie para decir lo que es“, remarca

En este resurgir de poesía, Suso considera que Internet y las redes sociales han jugado un papel esencial. En su propio caso, después de llevar muchos años viviendo su pasión en el silencio del folio en blanco, “alguien subió un vídeo mío a Internet” que empezó a propagarse y que le llevó a dar el salto a la Red con su cuenta de Twitter. “Creo que la culpa de todo la tiene Twitter, es una red social ideal para la poesía, porque el que te sigue tiene el producto al instante y gratuito”.

Apuesta por la autoedición

“Para vivir de la poesía tengo que autoeditarme. Si publicara con una editorial no podría vivir de la poesía, esa es la gran contradicción, para ser un profesional de la poesía hay que publicar de forma amateur“.

De esta forma, Suso se ha convertido en empresario de sus propios versos, una especie de hombre orquesta que gestiona en primera persona todos los aspectos que rodean al mundo editorial. “Como yo me muevo mucho y voy por las ciudades, no necesito tenerlo en las librerías. Soy a la vez escritor, editor, distribuidor y librero“.

Siguiendo esta línea, que en 2014 le llevó a publicar ‘Para no existir’, este joven poeta prepara en estos momento la edición de su nuevo libro: ‘Silencio y Rocanrol’. Una nueva publicación en la que quiere mejorar el lado formal del libro, “cuidarlo un poco más, que sea en color y quede un objeto más bonito”.

Sobre su contenido, Suso explica que trata “de no hablar de las cosas, sino hacerlas. Siempre he creído que escribir poemas de amor hay que hacerlo cuando ya no te queda otra, pero es mejor hacerlo, el amor, que hablar de él“.

Esta lucha entre palabra y realidad en la que habita el poeta es la fuente de inspiración para este nuevo poemario que define como “una autocrítica absoluta”. “Llevo toda mi vida escribiendo, soltando todo lo que vivo en las palabras, pero en mi vida personal no me enfrento a los conflictos, me callo las cosas, tolero injusticias… Ese es mi gran fallo y lo pongo de relieve en ‘Silencio y Rocanrol’.

“La poesía es lo contrario de sí misma, eso es lo que digo en el libro”. Con esta frase apagamos la grabadora, concluye la entrevista y comienza la conversación en torno a dos cervezas, sobre este poder de la poesía que hoy de nuevo, esta vez en Pachamama, volverá a los escenarios de Ciudad Real con el regreso de las slam poetry, que en su sesión inaugural también contará con la participación de Suso Sudón.

Para despedirnos, y como preludio de esta nueva sesión poética, aquí os dejamos otro trocito arrancado al recital de ayer.

1 Comentario

Deja un comentario