Compartir

Cualquier cinéfilo ciudarealeño que se precie conoce a este “gallego de Ciudad Real” que, desde hace 30 años, lleva contagiando su pasión por el séptimo arte en nuestra ciudad. Con vocación de dandi y un torrente verbal que tiende a infinito, este noctámbulo empedernido ha puesto en marcha multitud de iniciativas, siempre con el cine como protagonista.

Si todavía no sabes de quién estamos hablamos, nos referimos a José Luis Vázquez, que ayer estrenaba nueva temporada de su ciclo ‘Los martes en VOS’, en el que los estudiantes de la UCLM y los aficionados al buen cine y los idiomas, pueden disfrutar de estrenos en su lengua original. Para los que creemos que la cultura es mucho más que un pasatiempo, que 250 personas se junten a ver la última película de Woody Allen en versión original, es una pequeña victoria en la lucha porque Ciudad Real se despierte del letargo.

Jose Luis Vazquez IAntes de comenzar la proyección, pudimos compartir un frenético café, con uno de lo artífices de estos pequeños milagros culturales, en el que nos recordó cómo ha ido evolucionando culturalmente Ciudad Real desde que aterrizó en nuestra ciudad, allá por el año 1975.

“Desde luego que ha cambiado, la gente ha empezado a responder, pero también la oferta ha aumentado mucho en los últimos 10 años, no solo en el ámbito del cine, sino también en teatro, en música…”, comenta José Luis que, no obstante, recuerda que en estas tierras seguimos padeciendo la presencia de mucho “progre de salón” que se queja permanentemente de no que hay nada y luego no acuden a las actividades que se proponen. “Me recuerdan a los personaje de Calle Mayor de Bardem o de los Inútiles de Fellini, estos tíos que están acodados en los bares de ciudades de provincia, que hablan y luego nunca hacen nada”.

Por suerte en el reparto de la película cultural de nuestra ciudad, contamos con personajes como José Luis, que si estuviera dirigido por Fellini sería una mezcla entre el Marcelo de la ‘Dolce Vita’ y la entrañable ‘Giulietta de los espíritus’.

Con su habitual pasión, José Luis inicia nuevo curso cinematográfico en el que, además de la actividad que arrancaba ayer, continúa con sus otros dos ciclos: ‘Los Clásicos del Deicy Reillys’, los lunes, y ‘Los jueves al cine’ en Las Vías.

 

Crece la afición a versión original

En España hemos adoptado el mal hábito del doblaje, “un regalo que le hizo Franco a los Estados Unidos”, como nos recuerda José Luis. En los años 30, durante la II República, en nuestro país todas las películas se estrenaban en el idioma en que fueron rodadas. “Le regalamos algo que ellos, como tantos otros países, jamás han regalado, porque allí jamás se estrena una película doblada”.

Aunque esta tradición ha hecho que “la gente sea reacia” a la versión original, también se empieza a notar un cambio de tendencia que permite ver salas del cine llenas, como anoche en Las Vías. Entre ellos, mucha gente joven. “Los martes predomina la gente joven, no solo por la universidad, sino porque vienen a practicar idiomas. Mientras que los jueves, hay un público mayor. La felicidad de los jueves es que espectadores que hacía tiempo que no iban al cine han vuelto a recuperar la costumbre”, apunta José Luis, que con sorpresa, también ha recibido la gratitud de varias personas con discapacidad auditiva que tienen en su ciclos, la única oportunidad de poder ir al cine.

“El año pasado con ‘Perdida’ tuvimos que poner la sala 14, con 400 espectadores, y se llenó”, recuerda con satisfacción José Luis que siempre ofrece un amplio abanico cinematográfico, que no se limita a etiquetas, geografías ni géneros.

Antes de despedirnos, este cinéfilo gallego agradece el apoyo que recibe de toda esa red de gente que ha tejido en torno en torno al cine. Y también a los responsables de la UCLM y los propietarios de Las Vías que permiten que proyectos como este sean posibles. “Si hay buenas ideas, las haga quien las haga, hay que mantenerlas. Si lo hiciera otra persona, yo como espectador seguiría viniendo, porque esto es un impulso para la cultura de la ciudad con una respuesta más que demostrada”, concluye.

 

1 Comentario

  1. como nos recuerda José Luis. En los años 30, durante la II República, en
    nuestro país todas las películas se estrenaban en el idioma en que
    fueron rodadas. “Le regalamos algo que ellos, como tantos otros países,
    jamás han regalado, porque allí jamás se estrena una película doblada”. Informate bien, todo esto es mentira, el doblaje si se hacía durante la república, y en USA tambien se dobla, aunque no es lo habitual.

Deja un comentario