Compartir

Esta tarde, la Biblioteca Pública de Ciudad Real inauguraba un nuevo ciclo, en el que se pueden ver algunas joyas del cine galo, en versión original. Y para su inauguración, ha contado con la presencia de toda una eminencia en el mundo del cine de nuestro país, el que fuera director de la Filmoteca Nacional, Miguel Marías.

Antes del acto, hemos podido charlar con este cinéfilo, que destacaba la calidad del cine francés que “desde el principio, es el que más tiempo ha durado siendo el mejor, o al menos de los dos mejores”.  Algo que, además, han sabido proteger en el país desde el final de la II Guerra Mundial, cuando impusieron medidas proteccionistas para no verse tan afectados por “la invasión del cine americano”. “Se les critica mucho el chovinismo, pero eso es lo que hace que prefieran la cultura que proviene de Francia antes que cualquier otro lugar“, señala.

Sobre este ciclo, organizado en colaboración con el Instituto Francés, Marías subraya que es muy “variopinto”, aunque con mucha calidad, “hubiera presentado cualquiera de las películas”. La elegida ha sido ‘París, bajos fondos’ de Jacques Becker, “la mejor película del mejor director francés de los años 40 y 50”.

 

Otro de los elementos destacados de esta iniciativa, que se programa durante todos los miércoles de octubre, es la posibilidad de acercarse al cine en versión original, algo que, como destaca Marías, era la única opción durante la República. “La sombra de los fascismos del 30 es irrecuperable, se ha creado el hábito de la comodidad. Esto del doblaje ocurre en Alemania, Italia y España, por algo será”, comenta.

“Hay que intentar mantener esa lucha”, que el Marías extiende no solo a la versión original, sino a la defensa del cine en general. “Es una cosa terrible la desaparición de los cines y el envío de los pocos que quedan a centros comerciales de las afueras. Eso no ayuda a que la gente tenga afición y hábito, ir al cine es un hábito“, que como todos se pierde si deja de practicarse.

El ciclo de cine francés, que comenzaba esta tarde, continúa durante las próximas semanas con las siguientes proyecciones:

Miércoles 14: El amor existe (L’amour existe. Maurice Pialat. 1960) y Crónica de un verano (Chronique d´un été. Jean Rouch y Edgar Morin. 1961)
Miércoles 21: Pierrot el loco (Pierrot le fou. Jean-Luc Godard. 1965)
Miércoles 28: No tengo sueño (J´ai pas sommeil. Claire Denis. 1994)

 

Deja un comentario