Compartir

Entre las bondades del arte, sin duda destaca la capacidad de modificar a las personas que se adentran por su senda. Antes de poder influir con su obra, el trabajo artístico repercute en un primer nivel en la persona que lo lleva a cabo. Su acción de apertura, hacia dentro y hacia afuera, genera un sinfín de beneficios para aquellos que se atreven a mirar la realidad desde el prisma de la creación artística.

Esta acción transformadora la han vivido en primera personas las integrantes ‘Tertulianas con pinceladas de arte’, un grupo de mujeres de Membrilla, aunque también con alguna presencia masculina, que llevan ya tres años haciendo de la pintura un lugar de encuentro donde evadirse de sus trajines cotidianos.

El fruto de este trabajo se puede contemplar, hasta el 28 de noviembre, en el hall de la Biblioteca Pública de Ciudad Real donde, esta tarde inauguraban la exposición ‘Pinceladas’ que recoge los trabajos de 10 de estas artistas rurales.

Una muestra en la que se pueden ver todo tipo de estilos pictóricos, con trazos que van desde el impresionismo hasta el realismo, en obras originales y también copias de otros cuadros.

“Ellas no se quieren dedicar a esto, ni son artistas profesionales”, nos recuerda la responsable del colectivo, Mercedes Sánchez, remarcando que las pretensiones de este grupo no son tanto convertirse en grandes artistas sino, “hacer lo que les gusta y evadirse de sus tareas cotidianas y sus trabajos”.

Sin embargo en la muestra se pueden encontrar obras de una considerable calidad pictórica pues, a base de trabajar en estos encuentros que mezclan lo artístico con las reuniones de amigas, han ido desarrollando su técnica.

Alfonsi Álvarez, una de las artistas que expone su obra en la muestra, nos recuerda que la principal motivación para participar en el proyecto no es tanto el hecho de exponer, algo con lo que están encantadas, sino “tener un momento de charla y relajación a través de la pintura, que nos viene muy bien en nuestra vida diaria”.

 

Deja un comentario