Compartir

Emoción, creación y cultura como cimientos de la idea misma de educación. Con estos principios se han plantado en la Facultad de Educación los integrantes de la Asociación Veleta Roja que, aprovechando el contenido pedagógico de su último trabajo, ‘Canciones y palabras’, han querido compartir con los futuros profesores una mirada diferente a los modelos de enseñanza, desde una perspectiva repleta de arte y humanismo.

Durante tres jornadas, que concluían esta misma mañana, la palabra de Aldo Méndez, y la música de Carlos Cano y Hernán Milla, han resonando en las aulas de la facultad, para mostrar una interesante alternativa a las propuestas didácticas que están acostumbrados a estudiar los alumnos de grado.

veleta roja magisterio“Más allá de los contenidos didácticos propios del disco, hemos querido poner en evidencia los principios del trabajo de Veleta Roja, la necesidad de crear espacios de comunicación efectiva a través de la integración de áreas como la música, la oralidad, la literatura, la poesía o la expresión corporal“, explicaba el cuentacuentos Aldo Méndez, que agradecía la invitación efectuada por la decana de la facultad, Charo Irisarri, para poder compartir con los alumnos su trabajo.

 

Durante las sesiones, además de ponerle mucho humor y mucho arte, los integrantes de Veleta Roja han mostrado a los jóvenes cómo un texto poético, un cuento o una canción pueden convertirse en un recurso didáctico para transmitir todo tipo de conocimientos, sirviéndose de ejemplos concretos que recogen en su libro-disco.

Pero, como destaca Hernán, más allá de estas pautas concretas, lo que pretenden con estas actividades es “invitar a la creación” para que los futuros maestros puedan ponerla en práctica en su día a día. “Queremos predicar con el ejemplo, si hablamos de que para transmitir algo hay que poder emocionarse y que esa emoción genere una espiral colectiva, intentamos que eso suceda también en estas sesiones”, señalaba.

En este sentido, los tres destacaban la buena acogida que ha tenido por parte de los alumnos. “Aludimos a la propia creatividad del profesor y a lo emocionante que puede ser dar clase. Tratamos de compartir eso, si tienes una emoción hay que trasmitirla a tus alumnos y esa puede ser la mejor manera de enseñar y aprender“, destacaba Carlos.

Un aprendizaje que también lo ha sido para ellos mismos, pues hasta ahora Veleta Roja se había centrado en su lado artístico y solidario, y ahora por primera vez ponen en práctica otro de los pilares sobre los que se inició este proyecto, la educación. “Para nosotros ha supuesto algo muy importante el hecho de empatizar con los chicos desde otro lugar“, comentaba Aldo.

“Este país como tantos otros, ha tenido el problema de una política cultural en abstracto, pero la política cultural debe ser algo concreto, para que la gente entienda que la cultura es una necesidad, es lo que constituye, afirma y define al ser humano“, señala Aldo cuando le preguntamos por la falta de presencia real de la cultura en la vida social. Cambiar esto, a su juicio, pasa irremediablemente por la educación y por tanto por la ideología, para enfrentarse a “lo que quiere el liberalismo, que nos dejemos llevar por el marasmo de propuestas abstractas, que todos pretendamos ser delgados, guapos y exitosos, cuando el verdadero éxito es poder llorar, reír y tener con quien compartir la vida, lo demás no es éxito“, concluía.

 

 

 

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.