Compartir

Ramon R.R.

Como una inmensa y luminosa tela de araña que atrapa bajo su influjo a todo ser vivo que lo merodea, el muro de la madrileña estación de Atocha se convierte en la piedra angular del universo generado por el fotógrafo David Hornillos, que traza sobre su superficie naranja toda una danza hipnótica a través del objetivo de su cámara.

Esto es lo que desprende la serie fotográfica ‘Mediodía’, con la que el fotógrafo madrileño aterrizó ayer en la sede del Colectivo Fotográfico Alumbre de Ciudad Real, para inaugurar la exposición que se podrá ver durante todo el mes de marzo.

Se trata de un trabajo documental “a medio camino entre la realidad y ficción”, según explica David que, durante cuatro años, fue dando forma a este proyecto que tienen tres elementos esenciales: el color naranja, el muro de ladrillo y la luz directa del mediodía. Una palabra que da título a la exposición, porque así se llama antiguamente la estación de Atocha.

Me interesaba transmitir una sensación hipnótica, meter al espectador situándolo en frente del muro y crear un estado mental concreto”, señala David, remarcando que durante el lento proceso en el que ha ido alumbrando esta serie ha mantenido el trasfondo documental del proyecto pero, “lo que he hecho es interpretar ese lugar y llevármelo a mi terreno”.

Frente al frenesí de imágenes las imágenes digitales, “unas fotografías de consumo muy rápido” que nos desborda y apabulla, David Hornillos se muestra partidario de un concepto más artesanal y trabajado. “Me interesa trabajar proyectos y fotos de manera más lenta, profundizando en la temática que estás desarrollando, y que el proyecto te vaya llevando, vayas cambiando con el, te vaya dirigiendo y mientras evoluciona”.

Un trabajo que sin embargo él, como tantos otros fotógrafos profesionales, tiene que compaginar con otro tipo de proyectos más comerciales que les permitan obtener ingresos, “tenemos que sacar dinero por otras vías para luego tener tiempo y energía en los proyectos personales”.

Este fotógrafo madrileño, que recibió el premio de Fotografía Documental ARCO 2013 y ha sido finalista del First Book Award 2014 de MACK, ha viajado con esta exposición que aterriza ahora en Ciudad Real, por  la Sala Blow Up de Córdoba, Sala El Fotómata de Sevilla, “P2P Prácticas Contemporáneas de la Fotografía Española” Photoespaña 14, Teatro Fernán Gómez de Madrid y “Lanzadera” Centro Centro Palacio de Cibeles de Madrid. En marzo de 2016 se expondrá en Centquatre de París, “Circulations, Festival de la jeune photographie européenne”.

Deja un comentario