Compartir

La Diócesis de Ciudad Real, a través de un comunicado de prensa, ha anunciado que a mediados de febrero de 2016 trasladó a la Fiscalía el comportamiento del encargado del grupo de ESO del seminario por un posible delito de abusos sexuales. La decisión se tomó el 15 de febrero por la Diócesis de Ciudad Real y a través del Rector del Seminario Diocesano trasladando al Ministerio Fiscal “el resultado de la investigación interna llevada a cabo sobre ciertos comportamientos del sacerdote encargado del grupo de alumnos de la ESO de dicho centro por si fueran constitutivos de delito de abusos sexuales, salvada siempre la presunción de inocencia del mismo”, indica la Diócesis.

En el comunicado remitido por el organismo se indica “Su apoyo incondicional y la unión en el sufrimiento con las supuestas víctimas y sus familias”. En este sentido señalan que “desde el inicio del proceso abierto en el ámbito eclesiástico, y siguiendo el procedimiento previsto para estos casos por la disciplina canónica, se ha estado en permanente contacto con los familiares, poniendo a su alcance no solo toda la información de que se disponía sino también el apoyo y la ayuda de profesionales”.

Además, la Diócesis manifiesta, “con profundo dolor, su condena de cualquier delito de abuso de menores”. Al mismo tiempo “expresa su disponibilidad para colaborar con las autoridades judiciales a fin de que se haga justicia”.

La Diócesis indica que “se inició el proceso penal judicial sobre el sacerdote denunciado ante el tribunal diocesano”. “El resultado de este proceso canónico se entregó a la Congregación para la Doctrina de la Fe en Roma el martes 9 de febrero de 2016. Así se ha procurado en todo momento clarificar las acusaciones con exactitud y celeridad desde la presunción de inocencia que tiene como derecho todo acusado y el debido respeto del principio de confidencialidad de las supuestas víctimas sobre todo tratándose de menores de edad”.

La Diócesis reconoce que “la inmensa mayoría de los sacerdotes son ejemplares en el ejercicio del ministerio sacerdotal” y concluye su comunicado indicando “que el Dios de la misericordia nos ayude y fortalezca”.

 

El acusado asegura desconocer los hechos

Por su parte, el sacerdote acusado de estos presuntos abusos ha asegurado desconocer los hechos a los que se refiere la Diócesis en la nota remitida a los medios, según ha informado la Agencia EFE que ha publicado el comunicado remitido por parte del abogado defensor del religioso.

En dicho comunicado, la defensa asegura que su cliente no ha sido notificado y no tiene “noticia alguna” de ningún proceso judicial abierto contra él, y ha subrayado la importancia de respetar el derecho a la presunción de inocencia en este tipo de causas.

El abogado defensor ha recordado igualmente que el sacerdote “de forma dolorosa, ha seguido escrupulosamente” las pautas y directrices que le han sido ordenadas, tanto por el seminario como por el obispo de la Diócesis de Ciudad Real, “con plena colaboración por su parte y acatamiento de las medidas cautelares adoptadas respecto al mismo”.

2 Comentarios

  1. […] En este sentido, fuentes consultadas, han indicado que el proceso comenzó a primeros de año cuando personas cercanas al seminario descubrieron comportamientos extraños en los menores y decidieron poner la situación en manos de la Diócesis que optó por abrir una investigación interna y que ayer dio a conocer con su traslado a la Fiscalía.  […]

Deja un comentario