Compartir

El Pleno de Ciudad Real, con la abstención del PP, ha aprobado estudiar una modificación de ordenanzas o bien la creación de una nueva que posibilite la prohibición de la publicidad sexista o de clubes de alterne incluida en instalaciones municipales. Una decisión similar a la aprobada en Miguelturra con la diferencia que en el municipio vecino se acordó una nueva ordenanza de publicidad exterior, que prohibía de forma efectiva esta publicidad, y en Ciudad Real se ha planteado el estudio de la forma legal de desarrollarlo.

En este sentido, la edil de Igualdad, Manuela Nieto, ha señalado que su intención es desarrollar esta propuesta a través de la Comisión de Igualdad y que en ella se aborde por ejemplo aspectos que puedan modificarse en la ordenanza o bien crear, al estilo de Miguelturra, una ordenanza de publicidad exterior. Nieto se ha referido a los taxis, y la publicidad de un club de alterne de polígono de La Estrella, que ha señalado su publicidad viene regulada por un reglamento del año 98 que podría actualizarse.

Desde el PP se ha incidido en que la petición “se queda corta” y en el Pleno ha solicitado que no se incluya publicidad institucional en aquellos medios que cuenten con publicidad similar a la que hoy se quiere prohibir, en referencia a dicho club o las páginas de contatos.

La petición ha sido recogida por la concejala de Igualdad y por la propia alcaldesa que se han comprometido a estudiar esta petición en la Comisión de Igualdad, entre el compromiso de los grupos socialista y de Ganemos de aprobar esta petición de llevarse a cabo. 

El texto acordado implica solo iniciar los trámites “para que se prohíba la publicidad que atente contra la dignidad de las personas, incluida en las que se presenten a las mujeres de forma vejatoria o discriminatoria o representen trato vejatorio o de explotación sexual con la mujer como sujeto”.

 

Deja un comentario