Compartir

El Gobierno de Castilla-La Mancha continua trabajando para extender a toda la Comunidad Autónoma el programa de teledermatología, denominado DERCAM, que ya está implantado en un total de trece hospitales y setenta y cinco centros de salud con unos resultados que muestra una elevada eficacia para el diagnóstico dermatológico a distancia, sin que existan diferencias en la fiabilidad diagnóstica al compararse con las consultas convencionales de presencia.

El  objetivo principal de este proyecto es la mejora de la calidad de la asistencia del paciente con patología dermatológica en todo el ciclo asistencial. Este sistema es capaz de gestionar toda la información que genera el paciente desde que acude a su médico de cabecera hasta que finalmente es dado de alta por el especialista.

Desde las consultas de los médicos de Atención Primaria, sin necesidad de desplazar a los pacientes, se puede consultar al especialista por medio de la captura de las lesiones de la piel, por distintas técnicas de imagen médica y su envío a los especialistas, junto con los datos clínicos más importantes.

Los dermatólogos acceden a la historia clínica, y a las imágenes de las lesiones cutáneas y les facilita la evaluación clínica de lesiones con técnicas de telemedicina, permitiendo el diagnóstico y tratamiento de pacientes a distancia. Actualmente, este módulo se utiliza entre los médicos de Atención Primaria de los centros de salud y los Servicios de Dermatología de los hospitales de referencia de dichos centros.

A través de este módulo han sido atendidos desde 2007 más de 8.100 pacientes y se han generado más de 8.500 teleconsultas y 35.500 imágenes. Hay que destacar que casi el 55 por ciento de las teleconsultas son manejadas en Atención Primaria y no se derivan al especialista.

Entre las ventajas que aporta este sistema se encuentra el establecimiento de un sistema de cribado entre Atención Primaria y Especializada que ayuda a reducir las listas de espera; una reducción de los desplazamientos de los pacientes al hospital; el incremento de la accesibilidad, equidad y calidad de la asistenciadermatológica en Castilla-La Mancha; y el fomento de la comunicación entre ambos niveles asistenciales.

En este sentido, hay que señalar que Dercam mejora notablemente la coordinación entre los profesionales de Atención Primaria y los especialistas ya que todo paciente remitido por este sistema, precise o no presencia física en el hospital, tendrá una respuesta del especialista que en todos los casos podrá consultar el médico de familia. Esta respuesta incluye siempre foto clínica, diagnóstico y recomendaciones de tratamiento, lo que supone una importante mejora en formación continuada y coordinación de niveles.

El programa de teledermatología supone también una importante mejora del sistema de información hospitalario específico del dermatólogo que redunda en una mejora de la asistencia de pacientes presenciales, una mejor comunicación entre especialistas de distintos hospitales, haciendo posible el estudio de casos complicados.

Para ello dispone de un módulo de Consulta Externa que permite al facultativo el almacenamiento y consulta de la información que genera un Servicio de Dermatología teniendo en cuenta no sólo los informes sino también la imagen clínica. Desde el año 2007, a través de este módulo, se han atendido más de 291.000 pacientes, y se han generado 422.000 informes y 370.000 imágenes.

Finalmente, el programa cuenta con un módulo de quirófano que permite la gestión de la historia quirúrgica. Además, el libro de quirófano permite aldermatólogo almacenar y gestionar todos los pacientes que se encuentran pendientes de citar para quirófano, los que se encuentran ya citados y, por último, los que ya han sido operados.

Este proyecto, que ha sido cofinanciado con fondos FEDER, ha incluido el suministro de 148 cámaras para Atención Primaria, otras 60 para dermatólogos, 58 dermatoscopios, 60 estaciones de consulta y un sistema de epiluminiscencia digital, una técnica no invasiva de diagnóstico que permite examinar mejor las lesiones por debajo de la superficie cutánea amplificando in-vivo la imagen sospechosa una vez eliminados los fenómenos de refracción y reflexión de la luz sobre la piel.

1 Comentario

Deja un comentario