Compartir

Ángel Serrano y Mónica Felipe son dos de los integrantes del nuevo Consejo de Cultura creado ayer en el marco de las Jornadas Participativas. Unas jornadas “bastante productivas” y que ambos valoran como un contacto inicial de cara al futuro de la cultura local.

El Consejo de Cultura surgida ayer será el encargado primero de revisar las bases de las subvenciones culturales y también de aconsejar y priorizar algunas de las 35 acciones que ayer se acordaron realizar para mejorar la cultura municipal.

Las jornadas han sido “un arranque de una cultura que está llegando”, considera Felipe, mientras Serrano responde que “esto es como cuando hablas con un escritor y cuenta el síndrome del folio en blanco”. 

Las 35 propuestas son para estos dos consejeros “bastante realistas” planteadas desde la base que no se ha pedido para ningún sector “en concreto” sino para “la cultura en general”.  “No hemos hecho ninguna propuesta a lo loco”, afirma Felipe. “La inmensa mayoría no requieren de gran capacidad económica sino de concienciación de lo que es la cultura”, argumenta Serrano.

Los dos consejeros son conscientes que “lo que no va a poder pasar” es que lo decidido en las Jornadas esté hecho antes del verano, y creen que los grandes proyectos de las asociaciones no se han sacado en las jornadas, sabiendo que es necesaria otras fuentes de financiación. 

Respecto a su papel en el Consejo de Cultura, Monica Felipe considera que “hay que hacer una política cultural solida, la base” y posteriormente será el turno de “hacer proyectos más ambiciosos y más grandes”. 

Tanto Mónica como Ángel estarán los primeros seis meses en el Consejo, lo suficiente como para crear sus bases y realizar cierta labra interna, que Serrano pide dedicar el menor tiempo posible. “Tenemos que dedicarnos a hacer proyectos y que haya una opinión rápida, ágil y amplía” para que el futuro de la cultura local escrito en las jornadas perdure en el tiempo. 

Un futuro en el que afirman que es necesario “dignificar” el mundo de la cultura municipal. “Somos profesionales de la cultura” y hay que mostrarlo de una forma “eficaz”, por ejemplo haciendo que los colectivos se den cuenta que no basta solo con trabajar por su asociación o su sector, sino que se debe abordarla cultura desde un planteamiento de crecimiento conjunto.

 

Deja un comentario