Compartir

El papa Francisco ha nombrado a D. Gerardo Melgar Viciosa, nuevo obispo de la Diócesis de Ciudad Real y, por tanto, ha aceptado la renuncia al gobierno de la diócesis de D. Antonio Algora Hernando que fue presentada el pasado 2 de octubre, fecha en la que cumplía 75 años. Así lo prevé el Código de Derecho Canónico en el canon 401: «Al obispo diocesano que haya cumplido setenta y cinco años de edad se le ruega que presente la renuncia de su oficio al Sumo Pontífice, el cual proveerá teniendo en cuenta todas las circunstancias».

obispoD. Gerardo Melgar (ahora, obispo electo de la Diócesis de Ciudad Real) comenzará a ser obispo de Ciudad Real el día en que tome posesión canónica de la Diócesis de Ciudad Real el próximo 21 de mayo. Será entonces el duodécimo Obispo de nuestra Diócesis. Mientras tanto, la Diócesis queda en situación de sede vacante (sin obispo diocesano) y estará regida temporalmente por D. Antonio Algora como Administrador Apostólico. También D. Gerardo ha sido nombrado Administrador Apostólico de la Diócesis de Osma-Soria. Tras la toma de posesión de D. Gerardo Melgar, D. Antonio, será obispo emérito de Ciudad Real.

“Agradezco al Santo Padre la confianza depositada en mi pobre persona para pastorear la Diócesis de Ciudad Real y le expreso mi más sincera comunión y obediencia a su persona y a sus decisiones”, señala el nuevo obispo en la carta de presentación remitida por la Diócesis,  en la que se asegura a los fieles ciudadrealeñoas que “voy lleno de ilusión por serviros, alentaros y animaros a recorrer juntos los caminos de Dios en el aquí y el ahora de la historia que nos toca vivir”.

“Consciente de mi pequeñez y pobreza personales, ya desde ahora mismo, os pido que recéis por mí, para que el Señor me dé fuerza, sabiduría y acierto en el cumplimiento del encargo que el Santo Padre me ha hecho de pastorear en el amor esa Diócesis, al tiempo que os expreso mi deseo de que me sintáis siempre como un padre cercano, vuestro obispo, que quiere acompañaros en todo momento, tratando de iluminar con la luz del Evangelio vuestros problemas, alentándoos en la vivencia de la fe y juntos luchar por hacer de la Diócesis, una Iglesia evangelizada y evangelizadora, acogedora y dialogante, participativa y servicial”, explica en su carta, en la que apunta que “voy a vosotros cargado de ilusión, de esperanza y de ganas de dar lo mejor de mí mismo en favor de la evangelización”

OFICIOS BURGO DE OSMA 20160324 (9)“Cuento también con la acogida, la oración y la colaboración de todos vosotros: sacerdotes, religiosos y laicos. Vosotros contad conmigo, con mi trabajo, mi entrega y mi cercanía, para que desde la alegría del evangelio y desarrollando nuestra corresponsabilidad de bautizados, podamos llegar a todos: los cercanos y los alejados, los indiferentes y los cristianos cómodos y especialmente a los más desfavorecidos, pobres o necesitados; ofreciendo a todos cuanto puedan necesitar para ser verdaderos seguidores del Señor”, concluye.

Despedida de Antonio Algora

Por su parte, el hasta ahora obispo de Ciudad Real, Antonio Algora, también ha remitido una misiva con motivo de su nuevo nombramiento, en la que agradece al Papa Francisco que envíe un obispo experimentado. “Se asegura así la Sucesión Apostólica en nuestra Iglesia de Ciudad Real, imprescindible para la autenticidad de la trasmisión de la fe desde los apóstoles hasta nuestros días”.

“Viene D. Gerardo a nuestra diócesis en un momento muy importante en la vida de la Iglesia: cuando nos preparamos a recibir la Exhortación postsinodal Amoris laetitia de manos del Papa Francisco. Es una bendición que sea recibida en la comunidad diocesana de la mano de un experto en Pastoral Familiar como es nuestro nuevo obispo“, señala

“Vivamos estos días de alegría pascual pidiendo intensamente al Señor por D. Gerardo, para que seamos acogedores de la gracia de Dios que supone su persona, y para que sepamos todos ser dóciles al Espíritu Santo ofreciéndole nuestra más leal disponibilidad para seguir conformando este «Pueblo de Dios bien dispuesto» que peregrina en Ciudad Real como testigo del Evangelio de Nuestro Señor Jesucristo”, concluye.

Trayectoria de D. Gerardo Melgar Viciosa

Primeros años y preparación académica

El obispo electo de nuestra diócesis, D. Gerardo Melgar Viciosa, nació el 24 de Septiembre de 1948 en Cervatos de la Cueza, Provincia y Diócesis de Palencia. Cursó la enseñanza secundaria (humanidades) en el Seminario Menor Diocesano y los estudios de Filosofía y Teología en el Seminario Mayor de San José de Palencia. Fue ordenado sacerdote el 20 de Junio de 1973 y nombrado Párroco -de 1973 a 1974- al servicio de unas Parroquias pequeñas de la montaña palentina. Al terminar este curso fue enviado a Roma por el Obispo, donde estudió Teología en la universidad Gregoriana, licenciándose en Teología Fundamental el 14 de Junio de 1976.
Trayectoria pastoral

A su regreso a Palencia fue nombrado Coadjutor de la Parroquia de San Lázaro de la capital palentina durante un año. En 1977 y hasta 1987, desempeñó el cargo de Formador, Profesor y Rector del Seminario Menor Diocesano. Al dejar el Seminario Diocesano fue destinado como Vicario Parroquial de San José de Palencia.
De 1993-1998 fue nombrado Vicario de Pastoral de la Diócesis. Durante 10 años, (1995-2005) fue párroco “In sólidum” de la Parroquia de San José y Coordinador del Equipo sacerdotal y de la cura pastoral de la misma. Cinco años (2000-2005) como Delegado Diocesano de Pastoral Familiar y responsable del equipo de dicha Delegación. De 2005 al 2008, miembro del Colegio de Consultores de la Diócesis y el año 2007, nombrado Profesor de Teología del Matrimonio en el Instituto Teológi-co del Seminario Mayor de San José. Vicario General con Mons. Rafael Palmero Ramos y al traslado de éste a la Diócesis de Orihuela-Alicante, fue nombrado por la Santa Sede Administrador Apostólico de la Diócesis. Habiendo tomado posesión de la Diócesis de Palencia Mons. J. Ignacio Munilla le nombro, de nuevo, Vicario General de la Diócesis.
Nombramiento episcopal

El día 1 de mayo de 2008, cuando desempeñaba el cargo de Vicario General de la Diócesis de Palencia, el papa Benedicto XVI lo nombró Obispo de la Diócesis de Osma-Soria. Recibió el Sacramento del Orden el día 6 de julio del mismo año. Desde 2008 ha ejercido su ministerio Episcopal en la Diócesis de Osma-Soria.
Otros datos de interés

En la Conferencia Episcopal Española es miembro de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar y miembro de la Subcomisión para la Familia y Defensa de la Vida.
Ha publicado varios libros sobre el matrimonio y la familia: «Juntos cuidamos nuestro amor»; «Madurando como matrimonio y como familia»; «Nos formamos como padres para educar en valo-res a nuestros hijos» y «Llenos de ilusión preparamos nuestro futuro como matrimonio y familia». También ha publicado múltiples artículos y materiales de trabajo, sobre la familia y la pastoral fami-liar.

 

Deja un comentario