Compartir

Los representantes de la Asociación Agraria-Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Ciudad Real han mostrado su indignación porque los ganaderos de la provincia están siendo perjudicados por las condiciones de la última convocatoria de ayudas al pastoreo.

Según explican la organización en su comunicado los requisitos específicos de estas ayudas del destinadas a explotaciones de ovino y caprino perjudican al tipo de explotación de la provincia, por lo que numerosos ganaderos, sobre todo titulares de pequeñas y medianas granjas, están viendo rechazadas sus solicitudes.

ASAJA lamenta la reducción del presupuesto para esta línea de ayudas que se rebajó de 8 a 5,4 millones de euros anuales, lo que ha motivado que debido a la concurrencia competitiva de las 780 solicitudes presentadas en Ciudad Real sólo 283 cobrarán estas ayudas. A nivel regional se presentaron 1.600, de las que se han aprobado 1.023.

Una gran parte de las solicitudes que no recibirán las ayudas, pese a estar aprobadas, lo son por la densidad ganadera (la relación del número de cabezas con las hectáreas de pastos de la explotación). Los representantes de ASAJA alegan que esta situación se debe a la reducción del Coeficiente de Admisibilidad de Pastos (CAP) realizado por el Ministerio y demandan que se reduzca esta densidad ganadera en las condiciones para acceder a las ayudas del pastoreo.

Rastrojeras

Añaden que otro de los factores es la no inclusión de las rastrojeras como pastos, algo habitual en las explotaciones ganaderas de la provincia y exigen métodos agiles y sencillos a la hora de incluir estas zonas de rastrojeras en los expedientes de la Política Agraria Común (PAC). Hasta ahora, las comisiones locales de pastos envían a los ganaderos certificados con el número de hectáreas de rastrojeras sin especificar polígono, parcela y recinto que sí están siendo exigidos para la tramitación de las ayudas.

Las ayudas al fomento del pastoreo en sistemas de producción ganadera extensiva están incluidas en el marco del Programa de Desarrollo Rural 2014-2020 y están dirigidas a titulares de explotaciones ganaderas con el objetivo del mantenimiento de la aplicación de métodos de producción agrícola compatibles con la protección y la mejora del ambiente, el paisaje y sus características, los recursos naturales, el suelo y la diversidad genética.

Deja un comentario