Compartir
Publicidad

El presidente de la Diputación, José Manuel Caballero, y el Obispo Emérito de la Diócesis de Ciudad Real, Antonio Ángel Algora, han firmado esta mañana un convenio mediante el que la institución provincial colaborará en la realización de diversas obras de reparación o mejora que son promovidas por la Iglesia en la demarcación ciudadrealeña por importe de 50.000 euros.

Diputación y Obispado dotan así de continuidad a una línea de colaboración que se viene renovando con carácter anual al objeto de contribuir a la rehabilitación de los edificios religiosos y pastorales que se encuentran en zonas rurales o urbanas que presentan una especial necesidad por falta de recursos.

Asimismo, la Diputación ha indicado a través de un comunicado de prensa que del acuerdo se desprende que se creará un grupo de trabajo mixto integrado por los diputados provinciales delegados del Área de Igualdad, Jacinta Monroy, y del Área de Infraestructuras, Manuel Martínez López-Alcorocho, en representación de la Diputación, y por el Vicario General y encargado diocesano de obras, Rafael Melgar, en representación del Obispado-Priorato. Todos ellos estarán acompañados por un secretario que será designado por la institución provincial que no tendrá ni voz ni voto.

El grupo de trabajo se reunirá al menos dos veces al año con carácter ordinario y cuantas veces sean necesarias de forma extraordinaria. Sus integrantes se ocuparán de estudiar las prioridades en la reparación y mejora de los edificios destinados a las prestaciones de servicios religiosos o pastorales. Y también analizará y evaluará la marcha y el cumplimiento de las acciones que se programen.

Además, con el objetivo de evitar la duplicidad de documentos, el grupo de trabajo establecerá un “iter” a seguir en la tramitación de los expedientes, tanto si se inician en las parroquias como si se hace lo propio a través de los Ayuntamientos.

La Diputación aporta 50.000 euros para la reparación o mejora de los edificios destinados a las prestaciones de servicios religiosos o pastorales que son necesarios en zonas rurales o urbanas con especial necesidad.

En este sentido, Algora ha agradecido a Caballero la sensibilidad de la Diputación, sobre todo porque se actúa en pueblos pequeños y pedanías, como Ventillas (Fuencaliente), La Bienvenida (Almodóvar del Campo) y Brazatortas, que serán los beneficiados en esta ocasión.

Deja un comentario