Compartir

Bajo el lema “Al lado del paciente, del lado del paciente”, un grupo de facultativos y representantes de organizaciones médicas se han concentrado en las puertas del Centro de Salud Pio XII, con motivo del Día de la Atención Primaria, para reivindicar la necesidad de mejoras que doten a este primer nivel asistencial del lugar que merece en el sistema de salud.

Una concentración en la que ha estado presente el presidente del Colegio de Médicos, José Molina, quien además de explicar el fin de esta acción reivindicativa que también pretende poner en valor el trabajo que se realiza en Atención Primaria, ha planteado algunas de propuestas para mejorar la calidad de este nivel asistencial, reconocida como el eje fundamental del Sistema Nacional de Salud.

Entre otros temas, el Dr. Molina habló de las plantillas insuficientes, de la no reposición de médicos por jubilación, por enfermedad, por vacaciones, y en general, de la precariedad laboral en la que se mueve este colectivo. Además, hizo especial hincapié en reivindicar la formación en Atención Primaria desde el pregrado, desde la propia Facultad de Medicina.

Representantes del Colegio, sindicatos y sociedades científicas presentes en este acto, leyeron el decálogo de objetivos para una Atención Primaria de Calidad, elaborado por el Foro de Médicos de Atención Primaria para conmemorar este día y que ha servido de nexo de unión a médicos de toda España para reivindicar el papel que le corresponde dentro del sistema sanitario.

 

Decálogo de objetivos para una Atención Primaria de calidad

1. La Atención Primaria es el eje del sistema sanitario, y así debe ser reconocida a todos los efectos: incremento presupuestario, dotación adecuada de recursos humanos, aumento de la capacidad de realización de pruebas diagnósticas…

2. La Atención Primaria debe liderar, por tanto, la gestión de los procesos del enfermo crónico dentro del sistema sanitario y social, incluyendo la coordinación con el nivel hospitalario, centros geriátricos y de discapacitados, asociaciones de pacientes…

3. Médicos de familia y pediatras deben, a su vez, liderar la toma de decisiones relacionadas con la organización y gestión de los recursos sanitarios.

4. Dado su papel central en el sistema sanitario, los médicos de familia y pediatras deben tener acceso al catálogo completo de pruebas complementarias según indicación razonada y criterios de eficiencia clínica.

5. El ejercicio de la Medicina en Atención Primaria debe tener un entorno profesional y laboral atractivo: estabilidad, incentivación basada en criterios profesionales, reconocimiento de la penosidad (turnos de tarde, soledad…)

6. Las agendas deben adecuarse a una asistencia de calidad, con un tiempo mínimo de 10 minutos por paciente, siempre teniendo en cuenta el contexto socio demográfico y eliminando toda actividad burocrática que no tenga justificación clínica, facilitando al máximo su realización.

7. La gestión de la Incapacidad Temporal debe tener un diseño basado en criterios clínicos, evitando la multiplicación de informes que requiere la nueva regulación, y haciéndola extensiva a todos los niveles asistenciales.

8. La receta electrónica debe extenderse a todos los niveles asistenciales y a todo el Sistema Nacional de Salud, en un formato ágil y que garantice la interoperabilidad, así como el acceso al historial médico integrado a nivel nacional.

9. La formación en Atención Primaria debe empezar en la universidad, con la creación de un área de competencias en Medicina de Familia y la definición de competencias específicas de Pediatría de AP en la formación de pregrado, adecuando los criterios de acceso a la docencia universitaria a la realidad de la Atención Primaria.

10. Facilitar el acceso de los profesionales de AP a las actividades formativas y promover la investigación teniendo en cuenta las características propias de dicho nivel asistencial.

Deja un comentario