Compartir

La consejera de Educación, Cultura y Deportes de Castilla-La Mancha, Reyes Estévez, ha presentado el Farinato Cervantino, una prueba incluida dentro de la programación de actividades que se desarrollarán con motivo del IV Centenario de la muerte de Miguel de Cervantes, y que, según ha subrayado, “tiene mucho que ver con ese ideal quijotesco de ayudar al otro en la consecución de unos ideales y con el esfuerzo personal en el logro de un reto.”

La consejera ha hecho estas manifestaciones hoy, en una rueda de prensa celebrada en la Consejería, en la que ha estado acompañada por el director de ‘Farinato Race, Rubén Morán; y el director general de Juventud y Deportes, Juan Ramón Amores; y donde ha subrayado que esta prueba “es más que una experiencia, una aventura que debe ser vivida con espíritu de superación, de esfuerzo de colaboración y de mucha diversión”.

Asimismo, la consejera ha señalado que “gracias a la colaboración entre ‘Farinato Race‘ y el Gobierno de Castilla-La Mancha”, la prueba pasa a denominarse, a partir de este sábado día 16, ‘Farinato Cervantino’. En esta línea, la titular de Deportes ha añadido que “sabemos que corredores castellano-manchegos han participado en estas pruebas, pero será este año la primera vez que la región cuente con una carrera propia dentro del circuito en el mes de noviembre”.

“Y junto a esta denominación, esta experiencia hace suyo un lema cervantino que estará presente en todas las carreras del circuito, ‘Cada uno es artífice de su propia aventura‘”, ha subrayado la consejera. “Además, cada 500 metros y en cada uno de los obstáculos que se encuentren los corredores, se colocarán unos hitos que incorporarán citas de Cervantes, frecuencia que quiere servir de estímulo y ánimo a los corredores a lo largo de la prueba”, ha añadido.

Reyes Estévez también ha recordado que es destacable la celebración de una prueba infantil “con un carácter solidario”, en la que el importe íntegro de las inscripciones, será destinado al Proyecto Patrocina Un Deportista, “mediante el cual cinco atletas siendo, al menos uno de ellos, una mujer, tendrán la posibilidad de cumplir el sueño de poder participar en los próximos Juegos de Río de Janeiro 2016”.

“Para hacernos una idea del impacto de esta prueba, en la edición de 2015 participaron 20.000 corredores, mientras que se estima una participación en la presente edición de aproximadamente 30.000”, ha subrayado la consejera. A estos datos, hay que sumar unos 200 voluntarios que cooperan en la organización y el desarrollo de estas pruebas.

Además, la consejera no ha querido dejar pasar de largo el dato de “la cada vez mayor presencia de la mujer en la carrera”, algo que, junto con la propia filosofía de esta experiencia, tanto en las pruebas individuales como colectivas, de ayudarse unos a otros, “nos ha decidido a participar este año en el proyecto. “Para esta edición, un 39% de las participantes serán mujeres, frente al 34 % de la edición anterior”, ha apostillado.

La titular de Educación, Cultura y Deportes ha declarado que para Castilla-La Mancha acoger por primera vez una prueba de la Farinato en el año Cervantino, “representa incorporar una excusa más para, de la mano de la cultura, el deporte, de nuestro entorno natural y patrimonial y del turismo, atraer así un mayor número de visitantes a nuestra región”.

Por último, Reyes Estévez ha destacado el interés del Gobierno de Emiliano García-Page, de incorporar definitivamente a nuestra tierra la marca Quijote, la marca Cervantes y, “con orgullo, convertirla por derecho, en parte de nuestra identidad”.

Un camino capaz de sacar el Quijote que llevamos dentro

Por su parte, el director y fundador de Farinato Race, Rubén Morán, ha afirmado que esta prueba es “un camino en el que tendremos que enfrentarnos a múltiples obstáculos, donde será imprescindible colaborar con nuestros compañeros y que será capaz de sacar el Quijote que todos llevamos dentro”.

Asimismo, Morán ha explicado que “más de 20.000 farinatos” han vivido ya esta experiencia única en apenas año y medio en las ciudades más importantes de España, formando una comunidad de hombres y mujeres “unidos en torno a unos valores de esfuerzo, perseverancia, compañerismo y solidaridad”.

El Farinato Cervantino

El Farinato Cervantino tiene su origen en el Farinato de Hierro, primera prueba de estas características que se celebró en Ciudad Rodrigo (Salamanca), en el año 2013. Consiste en una carrera en que los atletas son sometidos a una serie de pruebas de fuerza, resistencia, templanza y equilibrio personal. Las dos primeras ediciones se desarrollaron en el casco histórico de la localidad de Ciudad Rodrigo, y, a partir de entonces, el circuito de la prueba se extendió por ciudades de toda España, con el apoyo de entidades que posibilitaron su articulación, con una afluencia de participantes y seguidores creciente y multitudinaria.

Deja un comentario