Compartir
Publicidad

La combinación de manipulación e inmovilización, la técnica que ya describió y utilizó Hipócrates hace veinticinco siglos, es la más efectiva para corregir el pie equinovaro o zambo y la que está aplicando la traumatóloga Ana Sarai Martínez Rodríguez en el Hospital General Universitario de Ciudad Real, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha.

El pie zambo es un defecto de nacimiento de causas desconocidas en el que el pie se encuentra torcido o invertido hacia dentro y hacia abajo. En Europa Occidental afecta a uno de cada mil recién nacidos, aunque en otras zonas del planeta, como Sudamérica, el número de casos alcanza los 4,5 por millar de neonatos.

Durante décadas, se intentó dar solución a esta anomalía con cirugía o medios mecánicos, pero al cabo de los años se ha constatado que lo más efectivo es practicar estiramientos sobre el pie del bebé e inmovilizarlo con un yeso cuando se alcanza un punto máximo de corrección. Al cabo de cinco o siete días se retira el yeso, se fuerzan de nuevo los tendones del pie y se inmoviliza de nuevo.

Según explicó en la sesión general de esta mañana la doctora Martínez, “en seis semanas tendremos un pie completamente normal gracias a que las extremidades de los niños son muy elásticas y flexibles y el cartílago nos permite llevar el pie a su posición correcta”.

Ana Sarai Martínez Rodriguez es adjunta del servicio de Traumatología en el hospital de Ciudad Real y lleva casi dos años aplicando estas técnicas combinadas de estiramientos e inmovilización a los bebés que nacen con esta anomalía y a otros niños que no responden a otros tratamientos, aunque señala que “cuanto más mayores, más complicado porque el pie es mucho más rígido. De ahí la necesidad, añade, “de que las sesiones de estiramientos comiencen cuanto antes, mejor si el bebé tiene días que semanas”.

1 Comentario

  1. Mi bebé de un año nació con los pies zambos y está siendo tratado con este metodo, si bien nos queda mucho camino que recorrer (el metodo Ponsetti exige unos cuidados muy estrictos en casa) estamos muy contentos con el mismo, nuestro hijo luce unos pies perfectos y ya casi camina.

Deja un comentario