Compartir

La Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha está ultimando la normativa dirigida a revertir la situación generada por la implantación en nuestra Comunidad Autónoma del sistema de copago farmacéutico y que ha supuesto que la mayoría de los pensionistas, aunque hayan llegado a su tope legal máximo de aportación mensual, tengan que pagar siempre por las medicinas que consumen y posteriormente se les reintegran los excesos que hayan pagado sobre los topes que la propia Ley establece.

En los últimos meses, los responsables de la Consejería y del SESCAM están manteniendo diferentes reuniones de trabajo con los representantes de los Colegios Oficiales de Farmacéuticos de Castilla-La Mancha y otros colectivos implicados para informarles del estado en que se encuentra el desarrollo normativo que se está llevando a cabo, los requerimientos técnicos necesarios para la aplicación de lo dispuesto en esta nueva norma, así como las implicaciones que tendrá sobre los sistemas de prescripción e información del servicio regional de salud.

En el año 2012, y en virtud al Real Decreto-Ley 16/2012, se fijó un nuevo sistema de aportación farmacéutica por el que se aplican diferentes porcentajes de pago de los medicamentos y productos sanitarios incluidos en la prestación farmacéutica según dos criterios: la condición de asegurado y el nivel de renta. Así, se establece un límite máximo de aportación mensual de 83 euros para los pensionistas cuya renta sea inferior a los 18.000 euros; de 18,52 euros para aquellos con renta igual o superior a 18.000 euros e inferior a 100.000 euros; y 61,75 euros para los de renta superior a los 100.000 euros.

Actualmente, en el SESCAM existe un procedimiento que articula el reembolso de las aportaciones en concepto de prestación farmacéutica de los pacientes que excedan en sus aportaciones de los límites aplicables conforme a lo establecido en el mencionado Real Decreto. Esta situación está suponiendo que cerca de 100.000 pensionistas de Castilla-La Mancha están pagando, cada mes, un exceso de aportación en la prestación farmacéutica, que se devuelven con un procedimiento de reintegro del copago farmacéutico.

El objetivo del Gobierno de Castilla-La Mancha, tal y como se comprometió el presidente Emiliano García-Page, es revertir esta situación de tal manera que una vez que un pensionista de Castilla-La Mancha haya alcanzado su límite máximo mensual, no tenga que hacer más aportaciones económicas durante el resto del mes en las dispensaciones de medicamentos que necesite con receta oficial del Sistema Nacional de Salud.

Evitar el adelanto de 700.000 euros al mes

Con este cambio en el procedimiento del copago farmacéutico se evitará que nuestros pensionistas adelanten de sus pensiones más de 700.000 euros cada mes. Además, con la modificación normativa y funcional que se está llevando a cabo se va a mejorar y agilizar el proceso de facturación tanto para el SESCAM como para las oficinas de farmacia.

Asimismo, permitirá actualizar en tiempo real los cambios realizados en los tipos de aportación de los ciudadanos, para que en el mismo día que el Instituto Nacional de la Seguridad Social y el Ministerio de Sanidad nos informen de que un nuevo usuario ha pasado a ser pensionista se le pueda aplicar su tope correspondiente.

Con cada dispensación, la farmacia informará al usuario de la aportación que le corresponde pagar por el medicamento hasta el momento en que llegue a su tope mensual y desde ese momento le informará de que no debe pagar.

La Consejería de Sanidad agradece la predisposición de los representantes del colectivo de Farmacéuticos mostrada desde un primer momento para colaborar en la realización de las modificaciones que sean necesarias en sus aplicaciones informáticas, así como en la formación de todos los profesionales de las farmacias en la aplicación de los cambios que introduzca la nueva normativa.

Deja un comentario