Compartir

El Banco de Alimentos de Ciudad Real presta ayuda a cualquier persona o familia que se encuentra en situación de necesidad, con independencia de cuál sea su procedencia. Así lo ha asegurado el presidente del Banco de Alimentos de Ciudad Real, Segundo Alcázar, quien ha recordado que los refugiados, al igual que los inmigrantes, también son destinatarios de la ayuda de esta asociación.

Alcázar ha explicado que “la solidaridad no debe tener fronteras y ha de servir para atender las necesidades de las personas de toda la provincia, pero también de aquellas que llegan a nuestros pueblos huyendo de guerras o de auténticos dramas”. En este sentido, el presidente del Banco de Alimentos señalaba que “las arcas del Banco de Alimentos son muy débiles, pero somos expertos en exprimirlas al máximo para atender a quienes más lo necesitan procurándoles algo tan básico como la comida o los productos de primera necesidad” y añadía que “tenemos los brazos abiertos para recibir a toda persona que necesite ayuda”.

Segundo Alcázar apuntaba que, desde hace mucho tiempo, el Banco de Alimentos colabora con la Policía para hacerse cargo de refugiados e inmigrantes, además de contar con diversas asociaciones de inmigrantes de toda la provincia como entidades beneficiarias de alimentos. “Todo con el fin de seguir luchando contra la pobreza y ni la exclusión social, que son nuestras prioridades”, concluía Alcázar.

Deja un comentario