Compartir
Publicidad

El Grupo de Investigación “Alergia”, del Hospital General Universitario de Ciudad Real, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, coordinará el proyecto multicéntrico que analiza el efecto de la contaminación sobre los pacientes asmáticos alérgicos a pólenes de Madrid, comparándoles con los de Ciudad Real.

El estudio analizará además las plantas y pólenes de gramíneas, determinando el efecto de la contaminación sobre la potencia alergénica de los pólenes. El proyecto está financiado con una beca FIS por el Instituto de Salud Carlos III, durante los años 2016-2019. Además del Hospital de Ciudad Real, participarán el Hospital Infanta Leonor de Madrid, Universidad Politécnica (Madrid), Facultad de Farmacia del CEU (Madrid) y el Hospital Universitario de Málaga.

Durante los tres años del proyecto se recolectarán pólenes de gramíneas en Madrid y Ciudad Real, para llevar a cabo los estudios clínicos, botánicos y de laboratorio. Por una parte, se registraran diariamente síntomas y medicación antiasmática de pacientes de Madrid y Ciudad Real para comparar la evolución clínica de los pacientes.

Asimismo, se analizará la respuesta bronquial de asmáticos alérgicos expuestos a ambas muestras de pólenes. Igualmente, se comparará en pacientes asmáticos de Madrid y Ciudad Real las modificaciones de las células dendríticas como consecuencia de su exposición a contaminantes, el efecto en la proliferación de linfocitos y en qué medida afecta al patrón de respuesta.

Por otro lado, se investigará el estado fisiológico y la expresión génica de las gramíneas recolectadas en las dos ciudades, para conocer las modificaciones botánicas inducidas por la contaminación urbana.

Según explica el doctor Feo Brito, investigador principal y coordinador del Comité de Medio Ambiente y Aerobiología de la Sociedad Latinoamericana de Alergia, Asma e Inmunología, se trata de un proyecto original, con una aproximación multidisciplinar, que aportará aspectos novedosos y poco analizados, sobre el efecto de la contaminación urbana en la evolución de pacientes asmáticos alérgicos a gramíneas. Se ha seleccionado la ciudad de Madrid como modelo de contaminación urbana y Ciudad Real como control de baja contaminación.

“Los contaminantes empeoran la evolución de los pacientes asmáticos alérgicos a pólenes por una doble interacción”, subraya el jefe de Alergología del Hospital de Ciudad Real. Por una parte, provocan inflamación bronquial y aumentan la respuesta inmunológica, incrementando los síntomas de los pacientes y el consumo de medicación antiasmática. Por otro lado, los contaminantes se depositan en el suelo, actuando sobre las semillas, raíces y desarrollo de las plantas, induciendo la liberación de pólenes más alergénicos.

Si bien son numerosos los estudios sobre el efecto de los contaminantes en el asma no alérgico, EPOC y enfermedades cardiovasculares, los estudios sobre el asma alérgico son escasos. “Además, en nuestro caso, el proyecto se realizará con pacientes alérgicos a pólenes de gramíneas, los más universales y los más alergénicos”, añade Feo Brito. De este modo, los resultados del proyecto van a ser de gran utilidad para mejorar el control y seguimiento del asma bronquial alérgico en pacientes sometidos a elevada contaminación urbana.

Antecedentes

El proyecto forma parte de la línea de Investigación sobre ‘Asma, pólenes y contaminación ambiental’, iniciada por el Grupo Alergia Ciudad Real en los años 2000-2003, con el proyecto FIS titulado: “Factores de riesgo asociados a la descompensación de pacientes asmáticos alérgicos a pólenes en dos ciudades con distinto nivel de contaminación”.

El estudio analizó la evolución de asmáticos alérgicos pacientes asmáticos alérgicos de Puertollano (alta contaminación) y Ciudad Real (baja contaminación). Los resultados de este proyecto demostraron la peor evolución de los pacientes asmáticos de Puertollano, con respecto a los de Ciudad Real. Los pacientes presentaron un mayor grado de descompensación clínica, en forma de mayor intensidad de la sintomatología y más consumo de medicación antiasmática, en relación a los pacientes de Ciudad Real.

Sin embargo, publicaciones recientes establecen que la contaminación urbana provoca efectos más nocivos sobre la salud que la contaminación industrial. Especialmente la contaminación por partículas, asociada al tráfico de vehículos, muestra una estrecha asociación con el asma alérgico por pólenes.

Deja un comentario