Compartir
(Foto: Álvaro Ruiz // JCCM)

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha resaltado hoy que aumentar el objetivo de déficit de la Comunidad Autónoma para este ejercicio del 0,3 al 0,7% del PIB no supone que Castilla-La Mancha vaya a recibir 140 millones de euros adicionales, sino que se flexibiliza el cumplimiento de los objetivos.

Durante su intervención en el pleno de las Cortes regionales, Ruiz Molina ha aclarado que no es cierto que, como han afirmado los miembros del Grupo Parlamentario Popular, Castilla-La Mancha vaya a recibir 140 millones de euros adicionales porque se aumente hasta el 0,7% el objetivo de déficit para 2016 a las Comunidades Autónomas.

Se trata, ha destacado, “de aumentar la capacidad de déficit de la Comunidad Autónoma del 0,3 al 0,7% del PIB, que no significa que vaya a recibir más dinero sino que se flexibiliza el cumplimiento de los objetivos”.

“Es un balón de oxígeno, de tal manera que estaremos en mejores condiciones de cumplir el déficit, por lo tanto, no estaremos inmersos en las cláusulas que dispone el artículo 25 de la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria, por la que si llegado un momento incumpliéramos el déficit nos podrían sancionar con una multa del 0,2% del PIB de la región”, ha indicado al respecto.

Ruiz Molina ha lamentado que el PP no haya entendido la diferencia, que “es de primero de Primaria, es básico”, y confunda a los ciudadanos con sus afirmaciones.

El titular de Hacienda y Administraciones Públicas ha manifestado que el cambio en los objetivos de déficit se explica porque las Comunidades Autónomas han acabado 2015 con un déficit del 1,66% y el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas en sus negociaciones con las autoridades comunitarias para aprobar un nuevo Programa de Estabilidad entiende que es “muy difícil” que las Comunidades pasen de más del 2% de déficit en algunos casos al 0,3% en un único año. “Para evitar males mayores lo que hace es flexibilizar”, ha añadido.

También ha aclarado que para el Gobierno de Castilla-La Mancha el objetivo de déficit para las Comunidades Autónomas para 2016 debería ser del 1,2%, en lugar del 0,7%, en la medida en que debería haber una proporción entre lo que cada administración aporta al cumplimiento del déficit y el gasto que esta soporta. Dado que las Comunidades Autónomas soportan un tercio del gasto, el margen de maniobra que deberían tener en el objetivo del déficit del Estado español, que asciende al 3,6%, debería ser de un tercio, es decir, el 1,2%.

 

El anterior Ejecutivo superó en junio el objetivo de déficit para todo el año

En esta misma intervención en el Pleno de las Cortes, el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas también ha recordado que el déficit de Castilla-La Mancha a 30 de junio de 2015 ascendía al 0,89% del PIB, según datos de la Intervención General de la Administración del Estado.

Es decir, ha continuado, a 30 de junio, fecha en la que abandonó el Gobierno el anterior Ejecutivo de Cospedal, “esta Comunidad había incumplido ya el déficit” para todo el año, por lo que “era difícil para el nuevo Gobierno de Emiliano García-Page corregir una situación que ya estaba sobrepasada”.

En el caso del ejercicio de 2015, ha destacado Ruiz Molina, era todavía más difícil porque había un presupuesto falseado, en el que las partidas de ingresos estaban infladas y las de gasto no estaban suficientemente presupuestadas, lo que “impidió cualquier tipo de corrección a lo largo de los seis meses siguientes”. “Eso además de los agujeros que hemos tenido que ir tapando debajo de las ruinas del Estado de bienestar que han dejado”, ha finalizado.

Deja un comentario