Compartir

El Ayuntamiento de Poblete ayudará con 250 euros mensuales durante medio año a las familias desfavorecidas que se encuentren en riesgo de desahucio, a las que además apoyará de forma personalizada en la búsqueda de empleo a través de la oficina de ayuda al empleo local y de los servicios sociales municipales.

Esta renta social, que se pondrá en marcha a partir del 1 de junio de este año, cuenta con una partida en los presupuestos municipales y es una medida más dentro del programa social del equipo del alcalde Luis Alberto Lara para ayudar a los vecinos con más dificultades económicas.

En este sentido, el Ayuntamiento va a hacer un importante esfuerzo en evitar que esas familias que están en riesgo de entrar en un proceso judicial para ser desahuciados de sus viviendas lleguen a este punto. Por eso, Poblete se acabada de adherir además, junto a otros 19 ayuntamientos más de Ciudad Real, al programa anti desahucios del Gobierno regional que en sus primeros seis meses de funcionamiento ha logrado en la provincia una paralización, una suspensión de un procedimiento judicial, tres lanzamientos aplazados y otras tantas daciones en pago negociadas con las entidades bancarias.

“Se trata de trabajar en aquellos casos en los que van acumulando las cuotas sin pagar y existe la posibilidad de demanda judicial. Con esta ayuda económica podemos ayudarles a hacer frente a los pagos y retrasar el proceso hasta lograr una solución”, afirma el alcalde pobleteño.

Lara explica que, esta nueva medida municipal, se ha calculado, según los informes previos de los servicios sociales, para unas seis familias que podrían encontrarse en la situación descrita. Aun así –indica- se publicará una convocatoria en la que aparecerán una serie de requisitos en los que se dará prioridad a los casos más urgentes.

Deja un comentario