Compartir

El primer Curso de Sumiller de la Cámara de Comercio de Ciudad Real ha comenzado hoy con una amplia participación de alumnos y se muestra como clara apuesta por el sector turístico. Se trata de una iniciativa que se desarrolla en colaboración con la Asociación Provincial de Hostelería y Turismo y la Asociación de Sumilleres y Amigos del Vino de Castilla-La Mancha y que cuenta con el apoyo de la Diputación Provincial y del Impefe. La misma tendrá 80 horas de duración y será impartida por CPC Cooking Ideas de la mano de prestigiosos profesionales del sector del vino y de la sumillería hasta el próximo 11 de julio durante todos los lunes en las instalaciones de la Cámara de Comercio.

La buena acogida del curso por parte de los profesionales, que han agotado todas las plazas disponibles, y el apoyo de las instituciones han hecho posible que vaya a iniciarse cumpliendo su objetivo inicial de servir como refuerzo y apoyo al sector turístico para mejorar la competitividad de sus actores en la provincia. Además, supone uno de los primeros pasos de la Cámara de Comercio de Ciudad Real para hacer del turismo, la gastronomía y la enología pilares importantes en su oferta formativa en colaboración con las administraciones. En este sentido, el presidente de la Cámara de Comercio de Ciudad Real, Mariano León avanzó que la iniciativa nace con el objetivo de convertirse en uno de los pilares de un futuro plan estratégico para un “sector fundamental para el desarrollo económico de la provincia como el turístico”. Así, incidió en la apuesta de la Cámara por poner al servicio del sector las mejores  herramientas para  “conseguir el maridaje perfecto entre enología, gastronomía y turismo”. Además, León se felicitó por haber hecho del curso una “espléndida realidad” y valoró el nivel de los profesionales que participarán en el mismo.

Por su parte, el vicepresidente de la Diputación Provincial, Gonzalo Redondo, afirmó que el primer Curso de Sumiller es un claro ejemplo de la colaboración de la Diputación con otras instituciones en favor de la promoción económica y el turismo, al tiempo que subrayó la importancia de trabajar de la mano de este sector. Redondo recordó que los presupuestos de la Diputación contemplan un millón de euros para potenciar el turismo y avanzó que este curso es una muestra de las acciones “que vamos a llevar a cabo con la Cámara de Comercio dentro de ese plan estratégico”. Todo, buscando la calidad en el servicio y la satisfacción de los turistas, que serán, según dijo, los mejores prescriptores de la provincia.

El concejal de Promoción Económica del Ayuntamiento de Ciudad Real, José Luis Herrera, manifestó que los objetivos del curso coinciden con los del Consistorio, que no son otros que impulsar el turismo y fomentar la promoción económica. De esta forma, apeló a la necesidad de la formación para ofrecer la mejor impresión posible y el mejor trato a todos los visitantes que lleguen a tierras ciudadrealeñas. Además, anunció que la colaboración del Ayuntamiento con la Cámara de Comercio seguirá ampliándose. Mientras, el presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo, José Crespo, se mostró satisfecho porque las instituciones “potencien la formación en sala, que es imprescindible” y reconoció que cursos como el de sumiller son un buen espaldarazo para seguir reforzando el gremio, algo en lo que “suma” la formación.

El curso de sumiller de la Cámara de Comercio ofrecerá una formación completa y profesional de enorme calidad con un precio muy competitivo gracias al esfuerzo de todos los organizadores. Algo que ha despertado el interés de profesionales no solamente de Ciudad Real, sino de otros puntos del país como Madrid o Cuenca. Cuenta con un amplio programa en el que se acercará a los inscritos a aspectos como la viticultura y la enología básica, la gestión del vino en la hostelería, el consumo saludable y la nutrición, la elaboración de la carta de vinos, el servicio del vino, la gestión de la bodega o la atención al cliente.

Deja un comentario