Compartir

El Gobierno de Castilla-La Mancha pondrá en marcha una Red Regional de Economía Colaborativa que facilitará a 400 jóvenes la puesta en marcha de proyectos en incubadoras empresariales y fomentará de este modo la creación de puestos de trabajo a través del coworking. Así lo ha anunciado el presidente del Ejecutivo autonómico durante la inauguración del VII Congreso Regional de UGT Castilla-La Mancha que se celebra en Albacete hasta este martes; un acto en el que García-Page ha estado acompañado, entre otros, por el secretario general de UGT, José María Álvarez; el secretario general de UGT-CLM, Carlos Pedrosa; el secretario general de CCOO-CLM, José Luis Gil; el presidente de la Diputación de provincial de Albacete, Santiago Cabañero; la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco; el expresidente de Castilla-La Mancha, José Bono; y el alcalde de la ciudad, Javier Cuenca.

Se trata de una iniciativa “innovadora” que tendrá precisamente en el Parque Científico y Tecnológico de Albacete uno de sus centros de acción, con la puesta en marcha de una incubadora para “dar un empujón” a, al menos, 20 jóvenes y que, al mismo tiempo, forma parte de una estrategia global de recuperación en la que, según ha apuntado el presidente de Castilla-La Mancha, “todos los días se trata de dar una puntada”.

En este sentido, el presidente de Castilla-La Mancha también se ha referido a los recientemente aprobados Presupuestos regionales de 2016; un presupuesto “clarísimamente positivo” que contiene medidas específicas en el ámbito laboral y de la creación de empleo como la recuperación del horario de 35 horas de los trabajadores de la administración regional, “la enorme Oferta de Empleo Público que por primera vez se va a hacer en muchos años” y que incluye 750 plazas en educación y “la contratación y consolidación” de 1.042 puestos de trabajo en la sanidad pública o el Plan Extraordinario y Urgente de Empleo que impulsa el Gobierno regional.

Un programa que, ha recalcado, “supondrá 60.000 empleos en los próximos años; sólo 12.000 por la vía de la administración ahora” y que incluye acciones específicas para mayores de 45 y mayores de 55 años, para jóvenes “que ya llevamos 1.000 contratos hechos”, entre otras medidas.

En definitiva, ha subrayado García-Page, “un gota a gota diario asumible” que, al mismo tiempo, ha supuesto “mucho camino recorrido en muy pocos meses” y que, además, se ha realizado y se realizará “con los mismos ingresos” y teniendo muy claro que la recuperación económica no podrá materializarse sin una verdadera recuperación social, ya que ambas “son las dos caras de una misma moneda”.

El presidente del Ejecutivo autonómico también ha tenido palabras de reconocimiento para los sindicatos por el papel desarrollado durante los últimos cuatro años en los que la crisis y los recortes han dejado “la moral por los suelos” en una región como Castilla-La Mancha que, ha recordado, ha llegado a perder 100.000 habitantes.

En este sentido, Emiliano García-Page ha aplaudido el “papel preponderante” de los representantes de los trabajadores en el proceso de recuperación de derechos, asegurado preferir “una sociedad que me empuje a una sociedad con los brazos caídos”. Una motivación que, ha recalcado, le hace afrontar el día a día con optimismo desde el primer día que asumió la presidencia del Gobierno regional, sacando adelante medidas de recuperación dentro de una postura “posibilista y realista”.

Con todo, ha asegurado que, aunque el camino por recorrer siempre ha de hacerse “hacia adelante”, no deben faltar dosis de análisis y se ha comprometido a mantener siempre abierta la vía de la autocrítica para que no se vuelvan a producir los errores que pudieran haberse cometido en el pasado.

García-Page ha sido igualmente crítico con quienes, durante estos años de crisis, han utilizado eslóganes para convencer a los ciudadanos de que “los culpables de la crisis eran sus víctimas”; una “representación”, ha hecho hincapié, “doblemente grave”.

“No hemos salido de la crisis” ha subrayado García-Page, quien ha recordado cómo durante estos años se han consolidado los contratos de trabajo a cambio de 500 euros o menos, además de haber puesto “del revés” el Estado del Bienestar y algunos de sus pilares básicos, caso de la sanidad, la educación, los servicios sociales o los derechos de los trabajadores.

El origen de la crisis económica “es claramente la especulación financiera”, ha aseverado García-Page para, al mismo tiempo, afirmar que “hay gente que siempre ha vivido por encima de nuestras posibilidades y a costa de las posibilidades de todos”, dándole así la vuelta al mensaje publicitario “que nos ha hundido” y que “ha servido de coartada para el desmantelamiento de los servicios públicos”.

Deja un comentario