Compartir

Tras la conmemoración recientemente del 30 aniversario de la Ley General de Sanidad, llevada a cabo por el Gobierno Socialista que presidía Felipe González, los miembros de Juventudes Socialistas de la provincia de Ciudad Real aseguran “sentirse enormemente orgullosos de la ley que trajo a la sociedad española una sanidad pública, universal y gratuita, sentando uno de los pilares del Estado del Bienestar”.

En este sentido, el Secretario de Sanidad de Juventudes Socialistas en la provincia de Ciudad Real, Manuel Sobrino, recuerda que “hace 30 años comenzó la andadura del Sistema Nacional de Salud español como nuevo módulo de organización sanitaria”. Sobrino subraya que “por aquel entonces, el Ministro de Sanidad era Ernest Lluch, impulsor de dicha ley, con la que se inició y se sentaron las bases legales para construir un sistema de salud de cobertura universal, público, de acceso gratuito y coordinado, y financiado en base al principio de redistribución de la riqueza”.

Un momento, recalca el socialista en el que “Ernest Lluch fue vilmente asesinado en el año 2000 por la banda terrorista ETA en un acto cobarde que acabó con la vida de un excelente político progresista defensor a ultranza de los derechos humanos y padre intelectual de dicha ley”.

Así, el Secretario de Sanidad de Juventudes Socialistas en la provincia de Ciudad Real indica la necesidad de “reconocer que para la elaboración e implantación de dicha ley, resultó determinante la implicación y la participación activa de un amplio colectivo de profesionales sanitarios, gracias a los cuales se pudo llevar a cabo”.

En esta línea, Manuel Sobrino resalta la situación del Sistema Nacional de Salud del que dice “es uno de los más envidiados a nivel mundial, no solo por sus grandísimos profesionales, sino también por su eficiencia y cobertura integral, siendo también uno de los más avanzados en tecnología e investigación”.

Por contra, el socialista subraya el “gran retroceso que ha sufrido la sanidad española durante los cuatro años del gobierno del Partido Popular, debido a los graves recortes presupuestarios implantados tanto por el gobierno central de Mariano Rajoy, como por el autonómico con Dolores de Cospedal”.

Un retroceso con medidas que han supuesto- a opinión del socialistas- “el aumento de las listas de espera, la reducción del número de plazas de profesionales sanitarios, la expulsión de la atención sanitaria a más de un millón de personas, el cierre de plantas hospitalarias, la implantación de numerosos copagos”.

Manuel Sobrino destaca la “recuperación de derechos y recursos perdidos en Castilla-La Mancha gracias al gobierno socialista de Emiliano García-Page” y, en este sentido, subraya “la reanudación de las obras de los hospitales de Toledo y Cuenca, la inversión en material sanitario, el aumento de plazas para profesionales sanitarios, inversiones en diferentes centros hospitalarios de la región, la reducción de las listas de espera y la reanudación de conversaciones con los diferentes colectivos y sindicatos”.  Una apuesta por la Sanidad Pública que “queda reflejada en el aumento significativo de la partida económica destinada a Sanidad en los presupuestos regionales”.

Finalmente, el socialista  matiza que “a pesar de los avances conseguidos en este primer año de legislatura autonómica y que suponen un punto de inflexión en la política sanitaria de nuestra región, los jóvenes socialistas de la provincia de Ciudad Real somos inconformistas con los actos del pasado, por ello, seguiremos trabajando para mejorar la calidad de la sanidad de los castellano-manchegos, incorporando nuevas tecnologías de tratamiento, aumentando el personal y las prestaciones, apostando por la investigación y la eficiencia del sistema de salud”. Unas medidas continúan la línea marcada por el presidente García-Page de contar con una Sanidad pública, universal y gratuita.

Deja un comentario