Compartir

Desde los 12 años, cuando se subió por primera vez a un escenario, María Molina no ha dejado de crecer, concierto tras concierto, por los espacios sonoros de Ciudad Real y provincia, donde ha compartido espacio con veteranos de la música ciudadrealeña. Un trayecto que culmina y al mismo tiempo empieza con su primer disco ‘Definitivo Otoño’, trabajo con el que esta joven música alcanza la mayoría de edad.

María Molina conciertoAntes del concierto de presentación, que tendrá lugar mañana jueves, a las 22:30, en el Deicy Reilly’s, hemos charlado con María sobre el camino que le ha conducido hasta aquí y sobre el proceso de grabación de este primer disco que ha grabado en Jaen, acompañada por Antonio G. Calero Raúl Molera y Joaquín González, que junto a Pedro Filoso, la nueva incorporación al piano, también estarán junto a María en el concierto de presentación.

“Ellos han puesto la base musical”, explica María, que muestra su orgullo porque músicos con una dilatada experiencia, sobre todo en el ámbito de jazz, hayan apostado por su proyecto. “Tengo muchísima suerte de los músicos que llevo detrás, de mucha experiencia y con muchas tablas”, asegura.

El resultado de esta unión de “buenos músicos” y las letras de María, es un disco que se adentra en los terrenos de la “música de autor”. En sus composiciones, todas ellas realizadas por la propia y María con los arreglos de los músicos de la banda, la joven cantante se asienta sobre tonos meláncolicos y otoñales, en los que priman su propio universo emocional, aunque también hay espacio para temas más reivindicativos y “protesta sobre lo que nos ha tocado vivir a mi generación”.

En cuanto al periodo de composición, María explica que en ‘Definitivo Otoño’ se puede apreciar su propia evolución vital y contemplar el proceso de “maduración de las letras”, pues en el disco hay composiciones que abarcan los últimos años de su vida. “Hay temas compuestos cuando tenía 13 años y otros que he terminado de componer en el mismo estudio”, señala.

Aunque, de momento su única pretensión es culminar su propio proceso de crecimiento musical y tener un “disco promocional, que permita que mi música se escuche”, María no tiene la intención de “poco a poco” ir confeccionando una pequeña gira de presentación y si recupera gastos de producción, incluso grabar un vídeoclip, “aunque de momento estoy muy centrada en la presentación de mañana”.

Si no puedes acudir al concierto o te quedas con ganas de más después de escucharlo, el disco se puede adquirir fisicamente en la taberna La Dolores y en Quesada Belleza (c/Lanza). Además también está disponible en las plataformas digitales.

 

Deja un comentario