Compartir

La consejera de Fomento, Elena de la Cruz, y la directora del Instituto de la Mujer, Araceli Martínez, han firmado en la mañana de hoy un convenio mediante el cual la Consejería cede el uso de cuatro viviendas del parque público de la Junta de Comunidades como posibles casas de realojo alternativo para mujeres víctima de violencia de género o en cualquier otra causa de desprotección por causas socioeconómicas y personales.

Elena de la Cruz ha reseñado que esta colaboración con el Instituto de la Mujer obedece a la implicación del Gobierno regional en la lucha contra la violencia de género. De la Cruz ha comunicado que el convenio está abierto a una futura ampliación en el caso de que fuera necesario aumentar el número de viviendas cedidas.

“Desde la Consejería de Fomento estaríamos encantados de podérselas facilitar al Instituto de la Mujer para que ayuden a todas aquellas mujeres que tienen necesidad de vivienda para poder superar algo tan traumático en su vida como la violencia”, ha indicado De la Cruz. El acuerdo con la Consejería se une a otro anterior mediante el cual, la empresa pública GICAMAN establece un cupo para que las mujeres víctima de violencia de género dispongan de condiciones especiales en el acceso a VPO en régimen de alquiler.

Según ha explicado Araceli Martínez, el acuerdo con la Consejería permite aumentar la red existente, que cuenta con 14 recursos de acogida en distintas modalidades, desde centros integrales hasta casas para mujeres jóvenes o centros de urgencias. “Lo que hacemos con la incorporación de estas nuevas viviendas es establecer un recurso diferente donde no tienen que convivir con educadores o educadoras sociales u otras mujeres porque el proceso de recuperación de la violencia ha sido más acelerado que el de otras mujeres que se encuentran dentro de los otros recursos”. Por ello “ampliamos no sólo los recursos sino las características de los mismos”, ha subrayado Martínez.

El tiempo medio de permanencia en este tipo de instalaciones suele ser de un año a año y medio, aunque según ha aclarado la directora del Instituto de la Mujer “pueden ser prorrogables” si así lo estiman los informes técnicos. “Es un elemento más en su proceso de recuperación”, ha afirmado. Serán los profesionales del Instituto y de los Centros de la Mujer quienes valoren quienes pueden ser las usuarias potenciales de estas viviendas.

La consejera de Fomento ha recalcado que la firma de este convenio u otras líneas de trabajo que se están llevando a cabo en colaboración con la Consejería de Bienestar Social son nuevas muestras del enfoque social que el Gobierno de Emiliano García-Page está imprimiendo al área de Vivienda desde la Consejería de Fomento. De la Cruz ha citado las oficinas de intermediación hipotecaria o la reparación de 270 viviendas del parque que la Junta de Comunidades destina al alquiler social como otras fórmulas. “Se ha notado el cambio en la política de vivienda y queremos que esa sea la seña de identidad de este Gobierno”, ha dicho.

Al acto público de firma han asistido además el director general de Urbanismo y Vivienda de la Consejería de Fomento, José Antonio Carrillo, el delegado provincial del Gobierno regional en Toledo, Javier Nicolás, la responsable provincial del Instituto de la Mujer en Toledo, Rosario Navas, y el director provincial de Fomento, Pascual Aguado.

Deja un comentario