Compartir
Imagen de archivo de unas fiestas de El Perchel

Los votos en contra de PP, C’s y PSOE han impedido que Ciudad Real haya sido declarada como ciudad laica. Este mes se están presentando multitud de mociones en ayuntamientos para sumarse a la red municipios laicos y Ganemos se ha quedado solo en la defensa de esta integración.

El concejal de Ganemos, Jorge Fernández, ha defendido la postura de su moción afirmando que “se ha intentando confundir las funciones de la Iglesia y del Estado” y ha recordado que la laicidad “son principios que se aplican en democracias de nuestro entorno”. Fernández ha dicho que la Constitución “tiene un concepto de laicismo positivo” por el que se indica la necesidad de que el estado “defienda las diferentes confesiones” pero no puede “utilizarse una confesión” a la que se den “subvenciones sistemáticas” y que tenga “privilegios respecto al resto de la sociedad civil organizada”.  “Nadie está hablando de eliminar las subvenciones a entidades religiosas” sino de lo que se ha propuesto en el debate de presupuestos por Ganemos, que “las subvenciones sean abiertas a cualquier asociación sea o no sea religiosa”.

Fernández ha indicado que la propuesta llega desde la asociación Europa Laica que defiende unos principios que vienen de la Revolución Francesa y “no de Lenin”, en clara referencia a las críticas recibidas por la oposición. 

Por el PSOE, Nicolás Clavero, portavoz del equipo de Gobierno, ha apuntado a que hay puntos que podrían ser apoyados, en referencia al IBI, y ha indicado que hay puntos que no están de acuerdo. Clavero sí ha defendido que “son respetuosos con todos los actos religiosos” y que “acuden aquellos que consideran importantes para la ciudad”, por lo que no pueden estar tampoco de acuerdo en las reclamaciones que desde la oposición, durante la pasada Semana Santa, se les hizo para “estar en todos los actos religiosos” porque “no se pueden confundir el Ayuntamiento con la Iglesia”.

El edil ha indicado que si apoyaran este texto dejarían de tener su actitud de “apoyo y respeto” a las confesiones y a las fiestas de Ciudad Real, ratificando así el voto contrario a la propuesta de Ganemos.

Por parte del PP, la concejala Aurora Galisteo ha considerado que se trata de “una moción, dura, radical y que representa la izquierda rancia a la que representa” Ganemos. Galisteo ha asegurado que es una moción “alejada del sentir de los ciudadanos y de los principios constitucionales”. “Ustedes no quieren una ciudad laica sino anticatólica”, ha dicho la concejala. “No se promoverán, por parte de este ayuntamiento, ritos ni celebraciones religiosas de ningún tipo, siendo todos los actos organizados por el Ayuntamiento exclusivamente de carácter civil”, dice la moción, y a partir de este punto el PP ha señalado que se quiere quitar la Semana Santa, la Navidad, las fiestas de barrio, patronales,… Galisteo se ha preguntado si también van a prohibir que los concejales “lleven un crucifijo” o “una medalla de la Virgen del Prado”.

La concejala del PP ha señalado, por último, que “con su radicalidad piden que se retiren los pisos cedidos a San Vicente de Paúl para madres solteras” o los convenios con Cáritas y se ha preguntado “si van a prestar ustedes todos estos servicios en su sede de la calle Rosa”. 

Galisteo ha avanzado que al próximo Pleno traerán una moción en la que “quede prohibido prohibir”, en referencia a una crítica que vienen realizando en los plenos sobre las propuestas de Ganemos que califican como prohibiciones y nuevas normativas a la ciudadanía. 

El portavoz de C’s, Pedro Fernández, ha criticado la propuesta al no pretender ser laicos sino “laicistas” y apuntaba a que lo indicado en la Constitución es no apoyar a ninguna religión, no estar “en contra de todos” que planteaba la moción. Pedro Fernández se ha preguntado si no se podrán celebrar actuaciones religiosas cuando las fiestas patronales son en honor a Alarcos o la Virgen del Prado. “¿Hay que venerar a Lenin?”, se ha preguntado el edil, acusando a que Ganemos cree que es el único al que “hay que encomendarse”. El edil de C’s se ha preguntado si el objetivo es modificar nombres para cambiar la Semana Santa por “la Semana Extraordinaria del corte ruso”, haciendo referencia a un punto de la moción de Ganemos que indica que “en la medida de lo posible se irán incorporando referencias y conmemoraciones de carácter civil al calendario oficial, centros públicos y a los callejeros municipales”.

El grupo municipal de Ganemos solicitaba en su moción tres acuerdos para iniciar los trámites para que “el Ayuntamiento de Ciudad Real se adhiera al proceso de constitución de una red de municipios para un estado laico que próximamente ha de celebrar su primera asamblea constituyente” y que traslade a la Presidencia del Congreso de los Diputados para su conocimiento y para que lo haga seguir a los diferentes grupos parlamentarios de la Cámara, que se ha se ha pronunciado a favor de que se modifiquen las Leyes y Acuerdos de carácter estatal pertinentes, para que todas las entidades religiosas o de otra naturaleza ideológica no tengan exenciones de impuestos municipales, incluido el de Bienes Inmuebles (IBI)”. A estos dos puntos se suman medidas como no promocionar funciones religiosas, no incluir actuaciones religiosas en los reglamentos de honores y protocolos, facilitar las ceremonias civiles y las argumentadas por los grupos municipales.

Voto rogado

Por otra parte, el Pleno de Ciudad Real ha aprobado la solicitud de Ganemos para “derogar el procedimiento del voto rogado” que fue aprobado en la reforma electoral de 2011 y la petición de que “se contemple la creación de una circunscripción especial electoral para la población emigrada”. Una solicitud para instar al Gobierno de España a estas modificaciones.

“La moción excede las competencias del Ayuntamiento de Ciudad Real y presentan una moción que dan la espalda a los ciudadanos”, ha indicado la edil del PP Rosario Roncero, que recordaba que el voto rogado se debatió en el Congreso de los Diputados por una solicitud de Podemos, En Comun Podem, Marea y mixto. El argumento de la falta de  competencias municipales también se ha esgrimido por C’s para plantear el rechazo a la moción.

El portavoz del equipo de Gobierno, Nicolás Clavero, ha indicado que la propuesta se trata de un posicionamiento por parte del Ayuntamiento respecto al voto rogado, independiente de las deliberaciones en el Congreso y por eso han dado su voto a favor a la propuesta. 

PP y C’s han rechazado la moción, los votos de PSOE y Ganemos lo han aprobado.

1 Comentario

Deja un comentario