Compartir
(Foto: Álvaro Ruiz // JCCM)

El Plan Extraordinario por el Empleo impulsado por el Gobierno regional ya ha beneficiado a más de 7.500 personas en Castilla-La Mancha, de las que cerca de 1.000 son jóvenes que tienen un contrato de trabajo en empresas de la región, gracias al Contrato Joven, y 5.989 son personas que habían agotado su protección por desempleo y que ya están ya trabajando en ayuntamientos y entidades sin ánimo de lucro.

Así lo ha avanzado hoy la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, ante representantes de la vida política, económica y social de la región, la consejera ha detallado que, durante los diez meses de Gobierno, “hemos tomado ya decisiones de gran calado que, además, eran compromisos estratégicos del presidente con la ciudadanía de Castilla-La Mancha, entre ellos, el Plan Extraordinario por el Empleo, que está dando una oportunidad a nuestros jóvenes y a las personas desempleadas con mayores dificultades para reengancharse en el mercado de trabajo”. Como ha señalado, “este Plan, en breve incorporará las nuevas líneas Garantía +55, otra para mayores de 45 y el Plan de Autoempleo, Emprendimiento y Creación de Empresas, iniciativas a las que hay que sumar el Plan Adelante, ya en marcha, y que tiene como objetivo el fortalecimiento de nuestro tejido empresarial y que está dotado con 260 millones”.

La consejera ha dibujado esta mañana las grandes líneas de las políticas impulsadas desde la Consejería de Economía, Empresas y Empleo, así como los retos pendientes y asumidos “con compromiso y pasión”, como ha asegurado.

Aunque “ya se atisba una mejoría en la economía, hay que seguir trabajando con la mirada puesta en nuestro gran objetivo que es la creación de empleo estable y de calidad en nuestra región”. Para alcanzarlo, como ha explicado, “nos enfrentamos al reto de construir una economía más productiva, con una mayor aportación de valor, potenciando nuestras fortalezas y minimizando nuestras debilidades, de modo que podamos generar el caldo de cultivo adecuado para crecer económicamente, apoyando a las empresas para crear más y mejor empleo, lo que nos permitirá mantener nuestra sociedad de bienestar”.

La consejera ha recordado que “Castilla-La Mancha ha sufrido con especial crudeza los efectos de la crisis y que, por su propia estructura económica, se encontraría en una situación de mayor debilidad si las administraciones públicas tomaran la decisión de dejar sólo a la inercia del mercado la recuperación económica.”.

Por esta razón, la comunidad, cuyo peso la sitúa como la novena economía en el conjunto nacional, tras perder peso relativo durante los años de la crisis, “tiene entre sus grandes retos la mejora de nuestra productividad, que si bien ha tenido una senda de crecimiento continuo desde el año 2000, se sitúa por debajo de la media española en 2014, con una diferencia de 2,6 euros por hora”. A pesar de ello, “las empresas han realizado un gran esfuerzo en este tiempo”, como ha reconocido.

Entre las próximas medidas para impulsar la labor de las empresas, y dentro del itinerario diseñado para ellas dentro del Plan Adelante, ha avanzado que en el mes de mayo se aprobará la orden de ayuda a la comercialización, dotada con 2,4 millones de euros, y de innovación, con 3,5 millones de euros, ayudas ambas dirigidas directamente a empresas y que completarán el modelo de acompañamiento integral de las mismas.

Además, como ha explicado, dentro del primer semestre está prevista la puesta en marcha de las Oficinas Adelante Empresas, la configuración de una red de acompañamiento empresarial, y la puesta en marcha de una nueva web, “con la finalidad de prestar un servicio integral a los empresarios, en un esfuerzo de coordinación y simplificación de trámites para los usuarios”, como ha asegurado. En este sentido, la consejera también ha adelantado que la Consejería “está trabajando en una Ley de Trámite Único, una reducción de cargas administrativas que queremos que convierta a Castilla-La Mancha en el territorio en el que sea más sencillo poner en marcha y desarrollar un proyecto empresarial”. Como ha aseverado, “sabemos que los recursos son escasos, pero vamos a concentrar los esfuerzos para ser más eficaces”.

Entre los proyectos previstos, Patricia Franco también ha señalado que se pondrá en marcha el Plan de Autoempleo, “con el que haremos una bisagra entre el Plan Extraordinario y el Plan Adelante” para vertebrar todas las políticas que desarrollamos, algo que permitirá ofrecer ofrecer a los emprendedores el acompañamiento y tutorización necesaria para garantizar la viabilidad de los proyectos de autoempleo, para facilitar su éxito y duración en el tiempo.

Deja un comentario