Compartir

La Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles (FEFE) de la que forma parte la Asociación Empresarial de Farmacéuticos de Ciudad Real (ASEFARCIR), que agrupa a más de cien de las trescientas farmacias de la provincia, se ha reunido en Madrid con el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, en funciones, Cristóbal Montoro, para exponerle diversas propuestas de esta patronal farmacéutica, que en Castilla-La Mancha representa  a más de  400 oficinas de farmacia asociadas de forma voluntaria,  para solucionar el problema de los impagos por parte de las administraciones regionales.

FEFE ha propuesto al ministro que sea la Administración General del Estado (AGE) quien pague por cuenta de las Comunidades Autónomas las facturas pendientes a las farmacias, uno de los mayores problemas padecidos por los farmacéuticos en los últimos años.

A este respecto, Montoro ha dicho a los representantes de la patronal farmacéutica que ya existe una normativa vigente por la que la AGE puede pagar directamente facturas presentadas y no atendidas por las CCAA a los proveedores.

Pérdida de rentabilidad

En esta reunión, la patronal ha reclamado al ministro la derogación parcial del RDL 5/2000, una demanda recurrente de FEFE desde la aparición de esta norma, pues los descuentos y el precio de los medicamentos incluidos en la misma han supuesto para las farmacias una pérdida acelerada de rentabilidad, haciendo peligrar la creación de empleo, las inversiones y su misma supervivencia.

FEFE ha explicado al ministro que la eliminación de las deducciones supondría una mejora de los datos macroeconómicos de todo el sector y un aumento de la recaudación por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), por lo que nunca se perderían los ahorros de las deducciones en su totalidad.

Deja un comentario