Compartir

El Banco de Alimentos de Ciudad Real ha repartido más de 5,3 millones de kilos de alimentos, que han beneficiado a cerca de 90.000 personas necesitadas de toda la provincia. “Unas cifras que han sido posibles gracias a la labor de todos los voluntarios, de las empresas e instituciones colaboradoras y de toda la ciudadanía que ha respondido de forma espectacular a las diferentes iniciativas solidarias puestas en marcha por esta asociación”.  

Así lo ha asegurado el presidente del Banco de Alimentos de Ciudad Real, Segundo Alcázar, quien ha explicado la evolución que ha experimentado este organismo desde su constitución hasta la actualidad.

Alcázar ha recordado que en el año 2006 se consiguieron repartir 305.437 kilos de alimentos entre 3.684 personas. Diez años después, “la cifra de alimentos se ha cuadruplicado y el número de personas atendidas ha sido 10 veces mayor”. Y es que en 2015, se han repartido más de 1,3 millones de kilos de alimentos entre unas 30.000 personas, “una cifra récord que pone de manifiesto la generosidad y el compromiso social de la ciudadanía y del tejido empresarial”.  

Del total de kilos recogidos en el último año, más de 522.000 kilos procedían del Fondo Español de Garantía Agraria; casi 318.000 kilos se consiguieron en la Gran Recogida; cerca de 316.000 se recogieron en las Operaciones Kilo; casi 39.000 kilos fueron donaciones de otros Bancos de Alimentos; más de 90.000 procedían de empresas, fundaciones y asociaciones; y más de 4.000 fueron donaciones de personas particulares.      

El presidente del Banco de Alimentos de Ciudad Real se ha referido también a los 520 voluntarios que colaboran con este organismo, “un número que se ha multiplicado por cinco en tan sólo dos años” y ha hecho alusión a las 87 entidades que han sido las encargadas de hacer llegar los alimentos a las personas necesitadas de toda la provincia en 2015 y a las 68 empresas que han colaborado con el Banco de Alimentos donando productos o recursos.

Segundo Alcázar, que ha indicado que “Ciudad Real es una provincia muy solidaria”, ha asegurado que “la historia del Banco de Alimentos es una historia de solidaridad, ilusión y superación, es la historia de gente dispuesta a ayudar y de personas que necesitan ayuda”.

En este sentido, y tras recordar que desde que el Banco de Alimentos abrió sus puertas ha ido cumpliendo retos, superando expectativas y asumiendo desafíos”, ha señalado que “seguirá trabajando por las personas más vulnerables” para que “no haya ni una sola persona en nuestra provincia que no tenga un plato de comida en su mesa”.

Alcázar ha finalizado solicitando el respaldo de la ciudadanía puesto que “las arcas del Banco de Alimentos están muy mermadas” y ha pedido la donación de productos específicos para niños, como la leche para lactantes.

Deja un comentario