Compartir
Publicidad

El concejal de Medio Ambiente, Alberto Lillo, ha avanzado que el Ayuntamiento de Ciudad Real está estudiando las ordenanzas de ruidos y terrazas para abordar su modificación antes del próximo verano. 

Lillo considera que la de ruidos debe adaptarse “a la realidad actual”, ya que “no se genera tanto como hace 15 años”. En este sentido el edil recuerda las limitaciones que el actual texto plantea a las actuaciones en directo como los locales y en las que cree que mientras se cumpla “el condicionante del aislamiento” se podrían conceder licencias.

Del mismo modo, recuerda que la ordenanza de terrazas necesita abordar la situación de las pérgolas en la ciudad y las peticiones que desde distintos locales llegan. El edil señalaba que la ley del tabaco propició “un boom de las terrazas” y una “ocupación del espacio público importante” que es necesario “delimitar”.

El edil se fundamenta e ambas decisiones en la búsqueda del “equilibrio entre el funcionamiento de los negocios y el respeto a los vecinos”.

El objetivo es que en junio o julio ambas modificaciones estén aprobadas en Pleno. 

Deja un comentario