Compartir

Uno de los ejes principales del nuevo Plan de Salud Mental será la prevención y la promoción de la salud, incluyendo la intervención temprana en menores con problemas de salud mental y la atención integrada a sus necesidades educativas especiales, procurando no excluirlos de su entorno familiar y social.

Así lo ha indicado hoy la directora gerente del SESCAM, Regina Leal, durante la inauguración de la II Jornada Interdisciplinar de Atención a la Educación y Salud en la Infancia que se celebra en el Hospital General ´La Mancha Centro´, de Alcázar de San Juan.

Leal ha señalado que estas jornadas se enmarcan dentro del contexto de las diferentes actuaciones y encuentros que se están desarrollando, tanto a nivel de profesionales como institucional, con la finalidad de mejorar la coordinación intersectorial para adecuar el trabajo que se realiza desde los distintos ámbitos que intervienen en el proceso de atención a las necesidades individuales de los menores.

“Creo que a todos los que estamos aquí nos mueve un objetivo común: potenciar aquellos factores que favorezcan la integración social de cada niño, así como facilitar su trayectoria educativa según la situación en la que se encuentre”, ha apuntado la directora gerente del SESCAM.

En este sentido, ha insistido en que el esfuerzo por ofrecer una calidad en la atención y organizar los servicios en función de las necesidades del paciente tiene aún más trascendencia en el caso de los menores, por su impacto en la evolución futura.

Leal ha recordado que en el año 2007 se firmó el primer Acuerdo Marco de colaboración entre las Consejerías de Sanidad y Educación para potenciar el desarrollo previo de actividades conjuntas y garantizar al alumnado la atención social, educativa y sanitaria para optimizar su evolución.

“Tras un periodo de ralentización de las actuaciones que estaban teniendo lugar, actualmente ha vuelto a impulsarse de forma tripartita el establecimiento de espacios de coordinación y trabajo colaborativo”, ha indicado la gerente, quien ha insistido en que para adecuar el trabajo que se realiza desde los distintos ámbitos que intervienen en el proceso de atención a las necesidades individuales de los menores que padecen problemas de salud, es fundamental la coordinación intersectorial.

Este trabajo colaborativo, ha dicho, permite un mayor aprendizaje y comprensión del problema, favoreciendo la atención integral desde el punto de vista bio-psicosocial en estas etapas cruciales de la vida, lo que a su vez mejora el pronóstico y la integración de estos menores.

Por este motivo, ha reiterado que desde la Consejería de Sanidad se seguirán impulsando los encuentros interprofesionales y la elaboración de protocolos de actuación que contemplen la coordinación y el intercambio de información “porque consideramos que es fundamental para que nuestros niños crezcan sanos, felices y sean capaces de integrarse en la sociedad en las mejores circunstancias posibles”.

Deja un comentario