Compartir

Los responsables de Fomento en la Junta de  Comunidades de Castilla-La Mancha abordaron las políticas de planeamiento y desarrollo urbanístico y el acceso a la vivienda protegida en la provincia de Ciudad Real en sendas reuniones de la Comisión Provincial de Ordenación del Territorio y Urbanismo y la Comisión Provincial de Vivienda. De la primera Comisión cabe reseñar que aprobaron de forma definitiva tres modificaciones puntuales del Plan de Ordenación Municipal (POM) de Pedro Muñoz relativas al reajuste de calificación de diferentes parcelas con uso dotacional público, todas ellas de propiedad municipal.

Además, se emitió informe del Programa de Actuación Urbanizadora (PAU) del futuro Polígono Industrial Municipal de Villarta de San Juan, ubicado en la confluencia de la autovía A-4 con la carretera autonómica CM-3113. Una zona industrial que contará con un total de 127.587 metros cuadrados de superficie bruta, de la que  84.817,80 metros cuadrados será suelo neto industrial edificable.

La Comisión Provincial de Ordenación del Territorio y Urbanismo también le otorgó calificación urbanística a diferentes naves agrícolas ubicadas en los municipios de Alcázar de San Juan, Almagro, Campo de Criptana y Herencia.

De forma paralela se reunía la Comisión Provincial de Vivienda presidida por el director general de Vivienda y Urbanismo, José Antonio Carrillo, y con la presencia del director provincial de Fomento, Casto Sánchez, a la que acudieron representantes del Instituto de la Mujer, de la Consejería de Bienestar Social de las asociaciones de consumidores, de vecinos, de los sindicatos así como los jefes de servicio y de sección de Vivienda de la Dirección Provincial de Fomento.

Entre los asuntos tratados, se puso en conocimiento de la Comisión el número de viviendas públicas entregadas desde enero a abril del 2016, que ascendió a 42, de las cuales 23 eran del parque de la Junta de Comunidades y 19 de Gicaman, la Empresa Pública Gestión de Infraestructuras de Castilla-La Mancha. Destaca el hecho de que de ellas, cuatro han sido adjudicadas a mujeres víctimas de violencia de género y cuatro a desahuciados hipotecarios.

Así mismo se procedió al estudio y deliberación de 13 solicitudes de cambio de vivienda que habían tenido entrada en el Servicio de Vivienda en el periodo comprendido desde la última comisión provincial celebrada el pasado mes de diciembre hasta ésta.

Antes de finalizar la reunión, el director general de Vivienda y Urbanismo manifestó el interés de que la comisión provincial se reúna “al menos 4  veces al año” con una frecuencia trimestral.

Deja un comentario