Compartir

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha pedido a los 49 alumnos de la Facultad de Medicina de Ciudad Real que se han graduado hoy que intenten quedarse trabajando en esta región. “Trabajo no va a faltar”, ha asegurado García-Page, “porque los próximos diez años vamos a aumentar y mucho las plantillas en materia de Sanidad”.

Así lo indicado este viernes durante el acto de graduación de la primera promoción de la Facultad de Medicina del campus universitario de Ciudad Real, celebrado en el Paraninfo “Luis Arroyo” de la Universidad regional, y en el que también han intervenido el rector de la UCLM, Miguel Ángel Collado; el secretario académico de la Facultad de Medicina, Juan Ramón Peinado; el decano de la Facultad de Medicina, Juan Emilio Felíu; el presidente de la Diputación Provincial de Ciudad Real, José Manuel Caballero; el consejero de Sanidad, Jesús Fernández, la alcaldesa de la localidad, Pilar Zamora; los padrinos de la promoción y una representante de los alumnos.

García-Page, quien se ha referido a estos jóvenes como “patrimonio de toda la región”, ha reiterado la necesidad de que “la gente que se forme aquí, se quede aquí”, a pesar de que “vuestro trabajo es valorado en muchos sitios”. En este sentido, ha hecho un paralelismo con la importancia que en su día tuvo la decisión de crear la Universidad regional, “porque si esta región no hubiera tenido universidad, es que no nos habríamos respetado a nosotros mismos”, y mucha de la gente que se ha formado aquí “hubiese echado raíces fuera. Crear talento y retenerlo es determinante”, ha valorado.

Juramento Hipocrático1Asimismo, el presidente castellano-manchego ha augurado mucho éxito a los nuevos médicos. “Os va a ir bien, no hay más que ver el desarrollo de este acto para comprobar que os gusta lo que habéis estudiado y habéis conseguido algo muy complicado”, ha señalado. En su opinión, “ser médico es de lo más importante que se puede ser en la vida, porque vais a administrar la vida de la gente”, algo por lo que ha afirmado sentirse “especialmente orgulloso”.

Por otro lado, García-Page se ha referido a la medicina como “el ejemplo más claro de que vamos hacia delante en la vida”, y ha hecho especial hincapié en los avances en sanidad que se han producido en nuestro país en los últimos años. “Tenemos que estar agradecidos –ha indicado- porque a pesar de la crisis y de los malos años, estamos en uno de los tres países donde más años se vive. Y eso tiene que ver con el sistema sanitario español, una de nuestras mayores conquistas”, se ha felicitado.

En este sentido, el presidente García-Page ha subrayado que “la culpa de la crisis no la tiene la sanidad”, y ha argumentado que en España hemos gastado un menor porcentaje de nuestro PIB en Sanidad que en otros países de Europa. “Aquí se cura la gente y se hace barato”, ha afirmado, al tiempo que ha catalogado de “revolucionario” el hecho de que en este país “hay una igualdad ante la sanidad que está por encima de muchas otras”, porque el acceso a la sanidad “no debe depender del bolsillo”, ha apostillado.

Por su parte, el rector de la UCLM, Miguel Ángel Collado, ha indicado que los jóvenes que hoy dejan de ser estudiantes para convertirse en médicos son “un motivo de orgullo para la Universidad y para la sociedad”, y se ha referido a la estrecha vinculación que existe entre los académicos y el personal del Hospital de Ciudad Real, “un éxito colectivo” al que contribuyó en su día el hoy consejero de Sanidad de la región, Jesús Fernández.

Asimismo, ha enfatizado en el futuro que le augura a la Facultad de Medicina por el trabajo conjunto entre la Universidad de Castilla-La Mancha y el Gobierno regional para desarrollar un nuevo convenio con la Consejería de Sanidad, con el objetivo de facilitar el desarrollo de las enseñanzas de las Ciencias de la Salud, y “también queremos trabajar para conseguir en Castilla-La Mancha un instituto acreditado por el Sistema Nacional de Salud”, ha apuntado.

Por su parte, la alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, recordaba como ella fue de la primera promoción de la Facultad de Derecho de la Universidad de Castilla-La Mancha “y ser la primera promoción imprime una impronta que no se va a olvidar en la vida”.

La alcaldesa recordaba cómo algunos pensaban que “era un exceso” que los castellano-manchegos tuviéramos una Universidad en nuestra tierra. “Y viéndoos con las becas se demuestra que merece absolutamente la pena”. La alcaldesa afirmaba que Ciudad Real no tiene complejos, Castilla la mancha no tiene complejos.

La primera edil reconocía que “no es sencillo ser de la primera promoción pero esa fuerza, ese esfuerzo y tesón por demostrar no sólo que valemos, que somos como los demás, sino que podemos superar obstáculos os va a marcar y algún día diréis con orgullo que sois de la primera promoción de alumnos de la Facultad de Medicina de Ciudad Real”.

Zamora reconocía que ha podido conocer la Facultad y la formación que allí se desarrolla y a unos profesores que se lo creen. Ya también cómo sois una promoción de gente comprometida y solidaria.

“Poco a poco estamos –añadía- consiguiendo que Ciudad Real sea una ciudad universitaria que no es lo mismo que una ciudad con Universidad. Y para ello es necesario que el graduado que se quiera quedar, que se pueda quedar con nosotros. Y tenemos que seguir dando un empujón para tener una facultad junto al Hospital General de Ciudad Real que sois casi como hermanos”.
La alcaldesa valoraba además la vocación de servicio por los demás que habéis puesto de manifiesto en el Juramento Hipocrático, “sin ninguna discriminación a todas las personas y en eso vais a tener como cómplices al Ayuntamiento de Ciudad Real”.

Deja un comentario