Compartir
Publicidad

on guitarra, contrabajo o a pelo; a lomos de los estilos más variados y con todo tipo de compañías, Felipe Jiménez lleva ya unos cuantos años y unos cuantos discos, resonando por los escenarios y las calles de Ciudad Real (y desde hace un tiempo también al otro lado de las fronteras manchegas). Un intenso recorrido musical que amplía ahora horizontes con la grabación de su primer disco en solitario, en el que se acerca a sonidos más íntimos y personales.

En ‘9 de febrero’ -que así se llama el disco- Felipe ha optado por tomarse “más tranquilamente” todo el proceso, que comenzó hace más de un año, cuando se metió por primera vez en el estudio de David Sánchez, y que finalizará el próximo junio con la presentación en Ciudad Real del resultado final.

felipe jimenezIMás allá del cambio en el ritmo de grabación, la principal peculiaridad de este trabajo discográfico es que el músico ciudadrealeño realiza el camino en solitario, algo que se deja notar en el estilo de las siete composiciones que integran el disco. “Tiene un toque country-folk”, en la línea de Zac Brown o Lucinda Williams, aunque “también algo de indie y pop inglés”, señala Felipe.

Este personalismo también se puede notar en las letras de los siete temas que componen ‘9 de febrero’, todas ellas escritas por el propio Felipe en los últimos tres años en los que “poco a poco he ido pensando mucho más las letras y tratando cosas más personales, cuestiones anímicas y emocionales que te suceden“.

En este sentido, asegura que aunque el tema del Sahara, con el que Felipe tiene una especial implicación, también está presente en alguno de los temas, hace tiempo que abandonó el camino de la canción protesta. “Del cantautor se dice que es el más egoísta de los artistas, así que, haciendo gala de eso, son temas que hablan de mí mismo“, comenta.

Pero este personalismo de ‘9 de febrero’ no ha evitado que a la hora de meterse en el estudio haya contado con sus aliados habituales, tanto en Viejo Den, como en Old Dixieland Band, formación esta en la que siguen apostando y que no deja de aumentar sus actuaciones por todo el país. A parte de David Sánchez, que produce el disco y colabora en la guitarra, también su hermano Diego y Miguel Sánchez, le han acompañado a la batería y el contrabajo, respectivamente.

De hecho, como resalta Felipe, “de los siete temas, seis los he grabado con banda y uno solo con guitarra”. No obstante, de cara a la gira de presentación, que quiere realizar a partir del mes de septiembre, ha elaborado dos versiones de los temas y dos repertorios, tanto para banda como para tocar en acústico él solo. “Salir por ahí con banda es un suicidio. Los cachés son muy escasos y tienes que ir con lo mínimo”, comenta el músico que, sin embargo, tiene claro que el concierto de presentación en Ciudad Real será con todos los músicos posibles, para intentar hacer algo especial.

Deja un comentario