Compartir

Por Ramón R.R.

Almagro ya huele a teatro. En realidad el aroma escénico se mantiene vivo durante todo el año en este rincón de La Mancha, pero todo se amplifica cuando los clásicos desembarcan y comienzan a tomar la ciudad.

Al frente de este escuadrón que ultima ya los detalles para la 39 edición del Festival Internacional de Teatro Clásico (que se celebra entre el 7 y el 31 de julio) se encuentra, un año más, Natalia Menéndez, que continúa un año más como directora de uno de los eventos más culturales más relevantes de nuestra tierra.

Por eso, como es ya costumbre en El CRisol, un año más saldremos de nuestro ámbito de acción de habitual, Ciudad Real, para trasladarnos -como tantos ciudadrealeños- a la localidad vecina que se convierte durante el mes de julio en epicentro, no solo regional sino nacional, de las artes escénicas.

Foto: Guillermo Casas
Foto: Guillermo Casas

Para ir calentando motores, hace unos días, estuvimos hablando con Natalia Menéndez para conocer en profundidad lo que nos ofrece esta trigésimo novena edición del festival, que no ha permanecido ajena a la conmemoración del 400 aniversario de la muerte de Cervantes, “sin quererlo nos hemos convertido en el evento de España con más variedad cervantina”, señala.

Dentro de la larga lista que giran en torno a la vida y obra del autor más universal de las letras hispánicas, Natalia se detiene en primer lugar en la espectacular adaptación de Don Quijote que llega desde la India, el país invitado en esta edición. “Después de Peter Brook no se ha hecho ningún experimento así”, explica la directora sobre esta propuesta que reinterpreta las aventuras del Hidalgo de La Mancha, a través del teatro Kathakali, una técnica interpretativa de la India que mezcla la danza con el lenguaje gestual.

“En España tenemos una tradición que nos ha limitado la mirada hacia lo diferente”, señala Natalia, invitando a la gente a apostar por estos espectáculos más rompedores que además, se basa en esta técnica que esta protegida por la UNESCO y que difícilmente se puede ver en los escenarios españoles.

Pero esta es solo una, de la larga lista de propuestas que tienen a Cervantes como protagonista (23 espectáculos de los más de 50 que componen la programación). Un acercamiento al universo cervantino que llevarán a cabo actores, directores y compañías de la talla de Laila Ripoll, El Brujo, Ron Lalá, Emilio Gutiérrez-Caba, la Joven Compañía Nacional de Teatro Clásico o la Compañía Nacional de Danza, entre otros.

A esta lista, añade Natalia, otros nombres propios que también pasaran estos días los escenarios de Almagro como Concha Velasco (que recibirá el premio Corral de Comedias), Steven Berkoff, Miguel del Arco, Joaquín Notario, Carmelo Gómez, Israel Elejalde “y también otra gente quizás más desconocida, pero que están haciendo cosas muy interesantes”, subraya la directora del Festival, haciendo hincapié en que “este año tenemos una programación especialmente interesante”.

 

Pensando en los más jóvenes

cartel festival almagroAdemás de los espacios habituales para el público más joven, como son el Certamen de Barroco Infantil y el Certamen de jóvenes creadores ‘Almagro OFF’, Natalia Menéndez señala que en esta 39 edición del festival “les ha tendido las dos manos, porque creo que los jóvenes quieren hablar y ahora es cuando más tenemos que hacer por ellos“.

En este sentido, la directora del festival recuerda que también en el ámbito cervantino se ha pensado en propuestas que resulten especialmente atractivos para las nuevas formas de mirar la realidad, “Hemos querido acercarnos a Cervantes desde un lugar nada pedante”, subraya Natalia, en referencia a propuestas como ‘Cervantes en Rap’, una peculiar batalla de gallos que acercará el festival hasta la capital donde, el 14 de julio en la plaza Mayor, se celebrará la final del certamen.

Una propuesta para jóvenes a la que la directora añade otros eventos organizados en esta edición en la que estará presente el arte urbano, el cómic o la videocreación y otros montajes especialmente recomendables para jóvenes como un “genial ‘Rinconete y Cortadillo’ lleno de humor y ternura” o el ‘Cervantes ejemplar’ de Micomicón.

Una programación que, en definitiva, como señala Natalia, “quiere romper la idea de que el teatro de Cervantes es aburrido, porque es falsa, los creadores se han puesto las pilas y han buscado la parte más picante, entretenida y divertida“.

 

Futuro del festival

El futuro también se ha colado en nuestra entrevista con la directora del Festival de Teatro Clásico de Almagro, pues la próxima edición está marcada en el calendario porque el evento celebrará su 40 aniversario. “Para mí el 40 aniversario debe ser una mirada hacia delante“, comentaba Natalia, reclamando a las administraciones un esfuerzo especial para dar un nuevo impulso al evento.

Como subraya la directora del festival, a pesar de que en las última ediciones ha habido un ligero aumento de presupuesto, el apoyo sigue estando muy lejos de lo que ha sido el festival durante las últimas décadas. “Las ayudas institucionales son estupendas, pero son muy cortas. A pesar de la subida de este año, estamos con un millón menos de presupuesto que hace siete años. Hace falta seguir apoyando porque compañías lo merecen y porque el equipo del festival hemos trabajado bajo mínimos y nos hemos dejado la piel, pero ahora necesitamos un mayor respaldo”, señala Natalia. “He dado mi palabra de que si no es así, no seguiré al frente”.

Para ella, como actriz y directora teatral, “la gestión pública está siendo una aventura impresionante, maravillosa y durísima“, explica sobre sus años al frente del festival. “He tenido que aprender un lenguaje nuevo, el de la política cultural, y ha sido muy enriquecedor”. No obstante, la vena creativa nunca desaparece del todo, “no puedo vivir sin la creación y lo he dejado de lado durante varios años”, apunta Natalia, que nos adelanta que, pase lo que pase, en 2017 quiere retomar su labor de directora teatral.

Pero eso será el próximo año… Ahora toca centrarse en esta 39 edición que arranca el próximo jueves y antes de despedirnos, Natalia invita a los vecinos de toda la provincia a que “se permitan parar, que se permitan vivir, porque el arte es vida, es fuente de vida y motor de vida” y recordando que, en esta edición lo económico no tiene que ser una restricción, “porque hay todo tipo de eventos gratuitos y hemos mantenido muchas reducciones en el precio”, la directora concluye tendiendo la mano “a los que todavía no saben lo que es el arte y la cultura para que vengan y disfruten”.

1 Comentario

Deja un comentario