Compartir

Por Ramón R.R.

universijazz-octubreiUna noche más, el aula magna de la Facultad de Letras volvió a llenarse para dar la bienvenida al nuevo curso jazzero de nuestra ciudad. Con el ambiente cálido y familiar que acostumbra, Universijazz inició con el concierto de ayer su cuenta atrás para cerrar este espacio musical que durante 10 años ha mantenida viva la afición al jazz en directo en Ciudad Real.

Pero que nadie se asuste. Como explicó el alma mater de este proyecto, Antonio García Calero, antes de que empezara a sonar la música, este cambio no implicará la desaparición de propuestas jazzeras en la ciudad, sino todo lo contrario. El músico ciudadrealeño adelantó que, después de los tres conciertos con los que se cerrará 2016, el año del décimo aniversario de Universijazz, habrá un parón para trabajar en la puesta en marcha de un Festival Internacional de Jazz.

universijazz-octubreiiiEsto será a partir del otoño de 2017, hasta entonces, la Facultad de Letras seguirá siendo el lugar de encuentro para la familia jazzera de Ciudad Real que, anoche, volvió a responder la llamada llenando el aula magna para disfrutar del concierto de Miguel Ángel Chastang Quintet, un conjunto encabezado por el inagotable contrabajista, junto a Luis Verde al saxofón, Ove Larsson al Trombón, Juan Sebastián Chames al piano y Guillermo Mc’Gill a la batería.

Durante más de una hora, los integrantes del quitento interpretaron algunos de las composiciones incluidas en el último proyecto musical de Chastang, ‘From Harlem to Madrid’, una extensa propuesta de cinco discos, grabados por músicos americanos y españoles durante los años 2009 y 2014.

universijazz-octubreiiUna propuesta que, a juzgar por lo que pudimos escuchar anoche, recupera las esencias del jazz más clásico, ese que lo mismo te hace volar con fraseos frenéticos que parecen no tener fin, como te hace viajar hacia dentro cuando el ritmo se sosiega y aparecen las emociones profundas.

Con este sano equilibrio entre el melodías dulces y locura armónica, los integrantes del quinteto dieron muestra del dominio técnico de sus respectivos instrumentos, siguiendo un esquema clásico de los directos en el jazz, en el que después de una presentación conjunta del tema, este se iba desarrollando con los solos de cada instrumento.

Una magnífica velada que volvió a contar con la complicidad del público de Universijazz, siempre cálido y agradecido, que antes de que llegué el parón para preparar el nuevo festival, todavía tendrán dos oportunidades para disfrutar de la música en directo en la facultad con los conciertos de Maureen Choi (16 de noviembre) y Gorka Benítez (14 de diciembre).

Deja un comentario