Compartir

“Ya que totalmente nos vamos, gocemos la vida”, es el lema de esta propuesta escénica que ha creado la compañía madrileña de teatro sensorial,  Teatro en el Aire.

La Pelona, también llamada La Flaca, La Calaca, La Llorona, que se celebra al ritmo de una guitarra, corridos y rancheras: “Ven dame un beso, Pelona, que ando huérfano de amores…”

Lidia Rodríguez, propone abordar la Muerte como pretexto de investigación y con su dirección, el proceso de creación fue sumando talleres e improvisaciones sobre la percepción sensorial  y un viaje a Ciudad de México durante la Fiesta de los Muertos, que cuajó en la invención de un rito  dionisiaco, que celebra la vida y la muerte en una cantina.

Durante 90 minutos en La Cantina los cuarenta invitados comparten un rito de celebración con tequila, atendida por cuatro excepcionales cantineras: Laura de Casas, Rocío Herrera, Guadalupe Marcote y Lidia Rodríguez, ataviadas de coloridos y hermosos vestidos y corpiños de un lujurioso luto.

Como en todos los montajes de la compañía, el público es invitado a la entrada a despojarse de sus zapatos y prejuicios.

Descalzos, los espectadores son conducidos por estas cuatro oficiantes a ocupar sus lugares en una larga mesa pintada de barrocas y brillantes filigranas, que reserva hasta el final su propia sorpresa.

Allí, las cantineras se multiplican como cantantes, narradoras, titiriteras, médiums y camareras, en una serie de juegos teatrales y cuadros plásticos que celebran el amor, la vida y la memoria de los huesos queridos, ironizando a la vez el terror religioso de la muerte, el menosprecio del gozar y del vivir, hipotecados para un supuesto “más allá”. Entre brindis, bocados, canciones, bailes y perfumes, se suceden los relatos y pequeñas representaciones de muertes risueñas y ridículas, eróticas y poéticas, tenues y aparatosas… y ¿por qué no?, hasta llegar al juego de nuestra propia despedida.

La compañía lleva años inmersa en generar experiencias donde la oscuridad, la imagen poética, la animación del objeto y la percepción sensorial son la clave de su búsqueda. También se ha afanado en crear espacios imaginarios para invitar al público a participar de manera activa, en la ofrenda vital en que se convierten cada uno de sus montajes.

La compañía ha estrenado desde su creación ocho producciones: El Viaje de Nadie, El Secreto, Plagio a mí misma, La Cama, Sueños en el arrozal, La Piel del Agua, Nido Azul y Bailando Tus Huesos.

No se pierdan esta experiencia sensorial de Teatro en el Aire para morir de gusto.

Consulta más información en www.teatroenelaire.com

FICHA ARTÍSTICA

Idea original: Lidia Rodríguez

Dirección: Lidia Rodríguez

Dramaturgia y Autoría: Rocío Herrera

Lidia Rodríguez

Interpretación:

La Pelona: Laura de Casas

La Flaca: Rocío Herrera

La Llorona: Lidia Rodríguez

La Calaca: Guadalupe Marcote

Música original: Mil i María

Mauricio Corretjé

Deja un comentario